Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La WTA lamenta que la checa Voracova haya tenido que abandonar Australia sin haber hecho "nada malo"

|

La Asociación de Tenistas Femeninas (WTA) salió este miércoles en defensa de la tenista checa Renata Voracova, que tuvo que abandonar Australia la pasada semana pese a tener una exención médica y sin haber hecho "nada malo", y calificó de "lamentables" todas las complicaciones surgidas con este asunto para poder disputar el Abierto de Australia.


"Las complicaciones experimentadas en los últimos días donde los y las deportistas han seguido el proceso aprobado y autorizado de recibir una exención médica para ingresar al país son lamentables. Renata Voracova siguió estas reglas y procedimientos, recibió autorización para ingresar en Australia a su llegada, compitió en un evento y luego, de repente, se le canceló la visa cuando no había hecho nada malo", criticó la WTA en un comunicado.


Pese a ello, la asociación también quiso dar su apoyo a "todos los esfuerzos realizados" por Craig Tiley, director del Abierto de Australia, y Tennis Australia, para poder organizar la gira que da inicio la temporada "en condiciones que continúan siendo un desafío para todos".


"La WTA cree que todas las jugadoras deben vacunarse y apoya plenamente las políticas de inmigración que se han implementado, ya que la protección de las comunidades australianas en las que competimos es fundamental.


Continuaremos trabajando con todas las autoridades para abordar esta desafortunada situación de manera adecuada", sentenció.


Renata Voracova decidió abandonar el pasado fin de semana Australia, donde se encontraba retenida en el mismo lugar que el serbio Novak Djokovic, después de que las autoridades locales cancelasen su visado, que le había sido concedido con una exención médica y obtenido a pesar de que no había sido vacunada contra el coronavirus.


Al igual que el serbio, la checa había conseguido una exención médica de Tennis Australia para poder disputar el 'Grand Slam' oceánico, argumentando que había superado la COVID-19 en diciembre pasado.


La WTA lamenta que la checa Voracova haya tenido que abandonar Australia sin haber hecho "nada malo"