miércoles 13.11.2019

Nadal afronta hoy un examen frente al defensor del título

Carlos Moyá, entrenador del Nº1 mundial, asegura que su pupilo pudo servir sin problemas en el entrenamiento que llevó a cabo ayer en una de las pistas del O2
Después de cinco enfrentamientos, el joven alemán aún no ha sido capaz de batir a Nadal, aunque si le ha apretado en un par de ocasiones  | efe
Después de cinco enfrentamientos, el joven alemán aún no ha sido capaz de batir a Nadal, aunque si le ha apretado en un par de ocasiones | efe

El examen es Alexander Zverev. El alemán será el rival que calibre hoy el estado de un Rafa Nadal que lleva probándose en Londres durante los últimos días y que llega con los deberes hechos a su debut en las ATP Finals.

La pequeña distensión sufrida en un músculo abdominal en las semifinales del Masters 1000 de París trastocó la preparación del zurdo de Manacor, que ha tenido que ir aumentado gradualmente la intensidad al servicio, hasta alcanzar el objetivo de sacar con normalidad. 

Así lo reconoció su entrenador, Carlos Moyá, tras el entrenamiento de ayer. “Creo que ha sido un examen. Ha sido el primer día que ha podido sacar con normalidad. Empezamos muy despacio. El viernes un poco más, hemos ido subiendo cada día la intensidad y la carga y la ha aguantado bien”.

Normalidad
La progresión del Nº1 mundial en los entrenamientos ha llevado a Moyá a ser optimista y a ver a su pupilo en condiciones de jugar con normalidad hoy ante el defensor del título.

El sorteo fue benévolo con él y le dio un día más de recuperación. Iba justo de tiempo, puesto que desde la lesión sufrida en el calentamiento ante Denis Shapovalov en París solo ha pasado una semana.

Apenas siete días en los que Nadal y su equipo han trabajado contra reloj para tratar de llegar en buenas condiciones físicas al último gran trofeo que falta en su nutrido y brillantísimo palmarés.
Una Copa de Maestros en la que registra solo dos finales y una gran ristra de retiradas y lesiones, que espera que no se repitan este año.

Con el Nº1 mundial a final del año como objetivo y con un Novak Djokovic intratable, que ayer necesitó poco más de una hora para solventar su debut ante el debutante italiano Matteo Berrettini (6-2 y 6-1), Nadal se medirá por sexta vez en su carrera a Zverev, actual séptima raqueta mundial.

Cinco a cero
El zurdo de Manacor todavía no ha perdido contra el joven germano. En 2016 le superó, por 6-7(8), 6-0 y 7-5, en segunda ronda del Masters 1000 de Indian Wells. En 2017 le venció en la ronda inicial del Open de Australia, por 4-6, 6-3, 6-7(5), 6-3 y 6-2; y en segunda del Masters 1000 de Roma, por un doble 6-1. Los dos otros cara a cara fueron el año pasado. En la ‘round robin’ de cuartos de final de la Copa Davis, el balear se impuso por 6-1, 6-4 y 6-4, mientras que en la final de Roma ganó por 6-1, 1-6 y 6-3.

“Todos son muy duros”, explicó Moyá sobre un Zverev al que Nadal nunca se ha medido bajo techo. “No hay mucho margen de especular, de coger ritmo en las dos primeras rondas como suele ser habitual, hay que estar a tope desde el principio”, añadió el técnico después de que Nadal se ejercitara junto a Roberto Bautista, primer suplente del torneo.

Ahora queda comprobar si la mejoría de Nadal en los entrenamientos se traslada a la competición oficial y si Rafa puede volver a desplegar el juego que exhibió en París-Bercy y que solo los problemas físicos pudieron parar.

Comentarios