Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Deportivismo

|

Incidir, de nuevo, en lo que representa la afición deportivista en el germen del Club, no es caer en la reiteración. Mucho se ha escrito sobre su incidencia, pero cada nueva actuación, su simbolismo, vuelve a regenerarse ofreciendo grandes dosis de generosidad por unos colores.

El pasado sábado, más de 25000 personas se dieron cita en Riazor para marcar un nuevo hito. Todo un espectáculo al servicio de un objetivo. Pero lo vivido ya es página del pasado, la gran brújula que marcará el devenir de la entidad, señalizará el camino este próximo fin de semana.

El Deportivo deparó, a lo largo de su historia, grandes momentos para el recuerdo, unos muy positivos y otros no tanto. Pero bajo esos parámetros, se genera una madurez que propicia una gran fortaleza anímica. El partido ante el Albacete se presenta como una referencia histórica y por lo tanto, todo lo que le rodea, debe ser un camino propicio para el éxito. Nada lo debe enturbiar. La ciudad, la familia blanquiazul, dará, sin duda, lo mejor de sí. Habrá que estar preparados para el mayor de los sufrimientos, pero se dará por bueno si al final se logra el objetivo. Desde este rincón articulista, le deseo lo mejor al colectivo blanquiazul.

Lo que no logro entender, es que un espectáculo de esta índole, no sea transmitido a través de un canal televisivo al uso. Lo que está dispuesto no sirve, por mucho que nos lo vendan como un producto positivo, moderno. Miles de aficionados tendrán que recurrir, como en los años 50, a los transistores para seguir las evoluciones de tan singular evento. Un paso atrás en la potenciación de ésta “inocua” categoría que se inventó el “señorito” Rubiales.

Cambio de tercio con un punto y aparte. Se dice muy pronto… pero conseguir 14 títulos de Roland Garros (115 partidos disputados-112 victorias) es la “remonda”. Rafa Nadal rompe cualquier análisis que se le pueda hacer a un deportista. Además… es de nuestro país, marca España. Le traslado mi particular reconocimiento. Sea cual sea su futuro sobre las pistas, lo logrado deja una huella imborrable en el deporte mundial.

Finalizo con el esperpento de las escuchas telefónicas del presidente de la Federación española de Fútbol, Rubiales. Es muy fuerte el mano a mano telefónico mantenido, en diversos contactos, con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Uno presiona y el otro se deja presionar. En este país no dimite ni el apuntador. Como la mayoría de los que están implicados tienen algo que ocultar, se suele mirar para otro lado. Ahhhhh… y mientras, el “siniestro” Tebas, en la trastienda, moviendo sus inmorales hilos. Vergüenza y repugnancia me da todo esto.

¡¡¡Aúpa Depor!!!. Como siempre un placer.



Como siempre un placer.

Deportivismo