Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Automatismos de gestión

|

Desgraciadamente lo que no me gustaría que sucediese, se está produciendo. La caída en picado de este Deportivo es toda una realidad. Saben que vengo reclamando una semana sí y otra también, un cambio en los automatismos de gestión del Club. Nadie transmite nada, salvo su prodigiosa afición. El vacío en comunicación es muy preocupante. Proceso que ya no solo engloba esta última fase, el déficit viene arrastrado de anteriores etapas presidencialistas. Acuérdense de la famosa delegación de funciones de Tino Fernández.

Siempre fui positivo con el paso dado por Abanca en la salvación de la Sociedad Anónima, pero catalogué, irónicamente, a la cúspide gestora como la “urbana 8”, precisamente por su actitud funcionarial, sin ánimo peyorativo hacia tal propuesta. A esta Entidad le sigue faltando el espíritu de la pasión, intrínseca a cualquier planteamiento con liderazgo deportivo. La historia es proclive a ejemplos de superación gracias a la transmisión de sentimientos.

La afición ejerce de forma admirable su papel, pero no está siendo recompensada. Hace unos días sucedió un extraño episodio en el entorno del equipo femenino, probablemente nada agradable y entiendo que aunque en este caso el silencio podría ser una medida cautelosa, el proceso fue oscuro y tocó que cada uno pudiese ejercer su opción de interpretación de la forma que considerase oportuna. Nada positivo para su sección.

Deportivamente reclamo un nuevo posicionamiento, para poder encarar la posible fase de ascenso. Con el actual planteamiento, las dudas son múltiples y con el miedo escénico por medio, todo resultará muy complicado. Hay tiempo, pero se deben mover estructuras. ¿Cambio de entrenador?. Pues no lo sé, pero no sería descartable tras estudiar en profundidad las causas internas. Se nos vendió las excelencias de las capacidades informáticas para prevenir contingencias, pero no se contó con los intangibles del deporte, que hacen que todo pueda volar por los aires en cuestión de minutos. Que se lo digan a los propietarios del PSG.

Punto y seguido. Inadmisible lo sucedido en Balaídos y aledaños en materia de educación y seguridad. En un partido declarado de alto riesgo, no puede acontecer tal despropósito. Los responsables del Club celeste y los mandos policiales correspondientes, deberían responder por sus negligencias.

Entiendo que una clausura del campo sería obvia y además que englobe al primer equipo, ya que son el mismo Club y los mismos aficionados. Ver a padres con niños pequeños sobre el césped en medio de la locura partidista, imágenes que veíamos por otras latitudes y ahora resulta, que aquí también somos capaces de lo mismo.

Finalizo. España visitó Riazor en la jornada de ayer. Se acordaron de A Coruña los gestores nacionales tras aportar una buena dosis económica. Todo muy bien, pero esta ciudad merecería otro tipo de enfrentamiento, algo más sólido deportivamente hablando. Si estos choques se hacen por temas publicitarios y para llevar a la “Roja” de turismo por la península, me parece que los precios de las entradas deberían ser mucho más asequibles, sobre todo en los tiempos que corremos. ¿O no?


Como siempre un placer.

Automatismos de gestión