Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Paiosaco repite su fórmula para vencer al Betanzos

El mediocentro Moure (Paiosaco) y el central Callón (Betanzos), dos de los jugadores destacados en el derbi, pugnan por el balón en el García Hermanos | Marcelo Casotti
|

Betanzos 0-1 Paiosaco


La cuarta victoria del Paiosaco en cuatro partidos de la segunda fase le permite situarse en puestos de ascenso a Tercera RFEF exprimiendo al máximo su fórmula del éxito: solidez en defensa y puntería de Cristian en ataque. El equipo verdiblanco volvió a ganar por la mínima –encadena cuatro 1-0 o 0-1– gracias a un golazo espectacular orquestado por Iván Amor y su particular ‘killer’ y aleja del objetivo a un Betanzos que, a pesar de que lo intentó todo y se mantuvo vivo en el encuentro incluso jugando con diez, se estrelló una y otra vez contra el muro rival.


Los dos equipos comenzaron el partido con formaciones casi calcadas. Noé López y Diego Armando García apostaron por un 1-4-4-2 con varias similitudes como por ejemplo la profundidad de sus laterales (Toni y Martín por el Betanzos y Juanma y Pablo por el Paiosaco) y la tendencia de sus extremos a jugar por dentro debido a su pasado como mediocentros o mediapuntas (Mon y Óscar Martínez frente a Eiroa y Josiño).


El Betanzos asumió la responsabilidad de tener que ir a por la victoria debido a su posición en la clasificación y el Paiosaco inició el partido más contemplativo a la espera de robar y salir a la contra. En el minuto 9, Óscar Martínez erró en su intento de vaselina a Rama en la primera ocasión del derbi.


La elaboración durante todo el encuentro brilló por su ausencia. Los dos equipos no pasaron de los dos o tres pases en corto antes de buscar un balón en largo a sus delanteros. Las parejas de centrales Callón-Da Lama y Ventola-Popi no tuvieron problemas ante esos envíos frontales en la primera mitad, así que las oportunidades llegaron a balón parado.


Mon remató fuera un centro raso de Óscar y Eiroa golpeó fuerte una falta desde la frontal que despejó Guillermo. Acto seguido, Eiroa se fue lesionado y en su lugar entró Alvarito para juntarse con su hermano Martín, ambos ex del Betanzos.


Poco después se produjo la jugada del partido. Iván Amor se vistió de Modric para dibujar un pase espectacular con el exterior por encima de la defensa y Cristian demostró su gran momento de forma de cara a gol con una vaselina sutil al primer toque sin dejar caer el balón para superar a Guillermo. Un gol de otra categoría para desnivelar el derbi y crear el contexto de partido ideal para el Paiosaco, que pudo hacer el 0-2 en el minuto 38 con un chut potente del propio Cristian.


Parada de Guillermo

El partido parecía que incluso que se iba a poner más de cara a los visitantes con un penalti de Da Lama sobre Cristian en el minuto 47, pero Guillermo se hizo gigante para despejar el lanzamiento potente y centrado del goleador del Paiosaco.


La parada dio alas al Betanzos y el encuentro entró en un tramo adrenalínico con las pulsaciones por las nubes. En ese contexto, Juan de Dora fue expulsado por doble amarilla después de que el árbitro considerara que su brazo había golpeado en la cara de Moure en un salto. Crespo Rodríguez dudó pero finalmente pitó la falta y envió prematuramente a vestuarios al delantero, que mostró su indignación cruzando los brazos como señal inequívoca de que lo que acaba de pasar le parecía un atraco.


A pesar de jugar con diez, el Betanzos aguantó con vida en el partido. El Paiosaco no se volvió loco queriendo matar el encuentro y prefirió seguir con su plan, arropado y compacto en su campo. Le salió bien, aunque Fran dispuso de un tiro en la frontal que se marchó alto en el minuto 80.


El carrusel final de tarjetas, con expulsiones para un miembro del cuerpo técnico de cada equipo, ensombreció el último tramo de un derbi emocionante que confirma al Paiosaco como candidato al ascenso.

El Paiosaco repite su fórmula para vencer al Betanzos