Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

​José Luis Lemos: “Cada día estoy más convencido de que puedo estar más arriba”

José Luis Lemos, celebrando la victoria ante el Salamanca en As Eiroas esta temporada | raúl lópez
|

Entrenador del Bergantiños 


José Luis Lemos se ha estrenado esta temporada en Segunda RFEF, una categoría que ha explorado en profundidad. El entrenador del Bergantiños habla de rivales, de etiquetas, de sufrimiento, de la directiva, de su futuro, de categorías superiores, de futbolistas que han destacado...


Después de casi toda una carrera entrenando en Tercera, se ha estrenado en Segunda RFEF. ¿Le ha gustado?

Sí. Me han gustado mucho los estadios en los que hemos jugado. Siempre he pensado que el fútbol debería mejorar en ese aspecto, en los campos, y un buen ejemplo es el nuestro. Los partidos son mucho más completos, más complejos, de más cambios. Te hace pensar y evolucionar muchísimo más como entrenador.


¿Cuál es el mejor campo de la liga?

En cuanto a césped, el del Coruxo, que es una auténtica alfombra. Como estadio, Pasarón siempre me ha gustado mucho, La Balastera, El Helmántico, el Román Suárez Puerta…


¿El peor es el del Bergantiños?

No, el del Llanera es un pasillo de casa y el del Ceares un campo de minas. Hay algún campo que no entiendes muy bien qué hace en esta categoría.


¿El Pontevedra ha sido el mejor equipo o va a dar que hablar con su respuesta?

El Pontevedra estaba llamado a ser el campeón. Un equipo que tiene tres futbolistas que hacen cerca de 50 goles y que tiene a Seoane, a Churre, a Yelko, a Romay en el banquillo… Lo lógico es que fuesen campeones, pero hay que serlo. Yo entrené muchas veces para ser campeón en Tercera pero hay que conseguirlo. Todo el mundo va a por ti por ser el favorito. La sensación del Pontevedra era que en cualquier momento podían hacer gol. Lo que hacían era sencillo pero muy efectivo.


¿Ha sufrido más en Tercera o en Segunda RFEF?

Es una forma de sufrir diferente. En Segunda RFEF, para ganar cada partido cuando vas por delante sufres mucho en los últimos minutos porque todos los equipos tienen potencial, tienen buen balón parado, tienen individualidades… Tienes que estar pendiente hasta el último instante para cerrar un partido. Nunca ganas 3-0, 4-1… Contra el Compos nos pusimos 3-0 en Carballo, acabamos 3-2 y sufriendo.


¿Ha pagado la novatada el Bergan como club?

No, se adaptó bien. Al club le faltan cosas pero, a nivel organizativo y en el trato con el futbolista, el Bergantiños es un ejemplo.


¿Ha sido perjudicado el Bergantiños por los arbitrajes?

Empezaron perjudicándonos muchísimo. Tengo un vídeo que preparó mi cuerpo técnico con seis goles legales que nos anularon. Las expulsiones de principio de temporada fueron muy rigurosas. La de Carlos en Salamanca fue un escándalo. Como nos dijeron en Langreo, que nunca se me olvidará, nos tomaron por la Cenicienta del grupo.


¿Les ha motivado la etiqueta de la Cenicienta?

Lo escuché en la primera jornada. Para el Langreo era muy importante empezar la liga ganando porque se enfrentaban a la Cenicienta del grupo y los tres puntos no se podían escapar. Aunque nos quedamos con diez en el primer tiempo y perdimos 3-0, competimos bien. Me sorprendió y pensé: ¿pero tan malos creen que somos? Después recibimos al Ceares, no ganamos y se oía lo de la Cenicienta en más sitios. Yo no puedo agarrarme a eso para motivarme, pero sabemos que el futbolista sí. Les duele que se diga eso porque ellos no se sintieron inferiores a nadie. Es más, a partir de noviembre o diciembre, los futbolistas fueron los primeros en pensar que teníamos que estar arriba.

¿Ha utilizado algún mensaje negativo sobre su equipo para motivar a sus futbolistas?

Nunca. En alguna charla he podido decir: nadie creía en vosotros y aquí estáis; más para reforzar su trabajo que por ir contra alguien. Hace tiempo que me da igual lo que diga la gente de mis equipos y de mí. Vivo mucho mejor así.


¿Ha tocado techo el Bergantiños con esta sexta posición?

Es un dilema interesante. El grupo va a cambiar, dicen que va a tener más nivel, creo que habrá jugadores de la plantilla que van a tener buenas ofertas y se van a marchar, hay sub-23 que terminan… Volver a estar a este nivel va a ser muy difícil.


Hasta el club más familiar del grupo tiene director deportivo. ¿Por qué el Bergantiños no?

En el club, esa figura hace falta como el comer. Es inviable pensar en volver a hacer todo el trabajo de confeccionar una plantilla. Es para volverse loco. Y mucho más siendo el entrenador, que te ves en situaciones de regatear o negociar con futbolistas que después tienes que entrenar. Es complicado de gestionar y la figura del director deportivo hace falta.


¿Ha notado más apoyo de la directiva esta temporada que la pasada?

Los he notado más eufóricos y contentos porque nadie esperaba el nivel que dimos. Noté más apoyo que críticas en las rachas malas. La temporada pasada había más presión.


¿Y Lemos? ¿Notó presión esta temporada?

Cada vez lo llevo mejor. A principio de temporada, paseando por Avilés, vimos el campo, que es muy bonito, y algún jugador dijo: en diciembre venimos aquí. Yo pensaba: a saber dónde estoy yo en diciembre. Era una categoría nueva, podíamos empezar muy mal, no ganar cinco o seis partidos y no estar. Pero lo fui manejando bien. Estuve tranquilo y la directiva también.


¿Termina contrato en junio?

Sí.


¿Qué va a pasar a partir de entonces?

Al conseguir la permanencia, tengo 20 días desde que terminó la liga para decidir si sigo o no y en eso estoy.


¿Y si hubiese descenso?

No tendría la posibilidad de seguir un año más y sería la directiva la que tomase la decisión. Ahora tengo la potestad de decidir.


Veinte son mucho días.

Lo pedí así en su momento pero diez o doce días hacen falta. La directiva ya se puso en contacto conmigo pero no creo que vaya a decidir nada por ahora.


¿Qué necesita Lemos para darle el sí al Bergantiños?

Hay que ver muchas cosas. En la temporada del ascenso todo es ilusión, pero yo siempre digo que la peor es la segunda. Consolidar lo que hiciste el primer año es lo más difícil. Va a ser complicado hacer una plantilla porque habrá muchos cambios y, la verdad, no lo tengo muy claro.


“Va a haber muchos cambios”. ¿A qué se refiere?

Es algo de lo que no puedo hablar mientras no sepa si voy a ser el entrenador.


El objetivo del Bergan esta temporada era la permanencia y terminó sexto. ¿Dónde va a estar el listón?

Sinceramente, el objetivo debe seguir siendo la permanencia, consolidarse y no sufrir. El Bergantiños debe estar en esta categoría. Pensar en ir más arriba es una locura.


El club cumple 100 años la próxima temporada. ¿Lo hará con Lemos de entrenador?

Cuando llegué en 2020, alguien me dijo que en el 2023 sería el centenario del club. En su momento pensaba que quedaba muy lejos pero ahora estoy a las puertas y no sé si voy a estar. Por mil motivos. No tiene nada que ver con el trato ni con la negociación económica. No puedo decir si voy a estar o no.


¿Le seduce la opción de entrenar en Primera Federación?

Me encantaría. Cada día estoy más convencido de que puedo estar más arriba. Sé que puede sonar un poco chulesco pero esta ha sido una temporada espectacular para mí a nivel de aprendizaje, de comprobar realmente mi capacidad. Siempre pensé que cuando entrenase un equipo que tuviese como objetivo la permanencia, nunca hablaría de presupuestos. A mí me gusta tener mucho dinero para fichar, pero lo realmente importante es el juego. El juego y el vestuario. Estoy convencido.


¿Y si le llegase una oferta de Segunda RFEF? ¿Cambiaría al Bergan por otro equipo de la misma categoría?

No creo en las etapas muy largas en un mismo club. En el Bergantiños no son muchos años, son dos y medio, pero con objetivos conseguidos, con todo yendo muy bien. Si hay opción de cambiar, a veces es bueno para el entrenador. Me siento súper feliz en el Bergantiños porque son espectaculares en el trato, pero hay que ver si es bueno para las dos partes seguir juntos. Que vaya todo bien no quiere decir que haya que seguir alargando los proyectos.


¿Es el banquillo del Compostela el más apetecible de la categoría?

El Compostela es un club que le gusta a todo el mundo en Segunda RFEF y más en Galicia. Pero hay que contextualizar todo. El Bergantiños ha hecho mejor temporada que el Compostela. No somos el mismo equipo que el año pasado cuando salimos al mercado y teníamos que explicar quién es Chano Calvo, la consistencia del club… Ahora ya tenemos un nombre en Segunda RFEF y eso también es importante para el entrenador.


También es importante a la hora de tomar una decisión llegar el domingo al campo y ver San Lázaro o Pasarón y no As Eiroas.

Es el mayor hándicap del Bergantiños y el club lo sabe. Es una pena. No hace falta tener Pasarón porque eso está fuera del alcance de Carballo, pero yo he visto estadios pequeños muy bonitos, bien hechos, acogedores, con hierba natural... Y eso sí es posible.


Es difícil de decidir si no eres un entrenador conservador


Lemos no ha tenido dudas en la portería. O sí. Pero el que lo ha jugado todo en liga ha sido Santi Canedo. El míster del Bergantiños lo explica.


Santi Canedo jugó siete partidos el año pasado y esta temporada todos los minutos.

El de la portería es uno de los puestos más difícil de decidir, sobre todo, si no eres un entrenador conservador en el sentido de tener un portero de menos nivel. Es muy fácil tener a un ‘TOP’ y uno de nivel más bajo para no complicarte. Nosotros no lo hicimos. Los dos son muy parecidos, no en las características sino en el nivel. En la pretemporada estaban muy parejos, pero empezó Canedo por un detalle de una de las cualidades que él tiene. Y fue creciendo. Pasó por un momento complicado en enero en el que no estuvo al nivel, pero completó una grandísima temporada teniendo detrás a un portero con la capacidad, la calidad y la profesionalidad de Brais Pereiro, que afrontó una temporada muy difícil porque no jugó nada.


La temporada pasada cambió de portero hasta en dos ocasiones.

Hubo un partido en el que estuve cerca de cambiar, pero no lo hice por un aplazamiento. No sé qué hubiese pasado si no se hubiese suspendido aquel partido contra el Salamanca. Lo tuve en mente pero, al final, decidí que continuase Santi.


En la última jornada hizo su mejor partido.

Fue un partido para recrearse y poner el broche. Le dije que iba a tener ofertas. No creo que de Vilagarcía, pero seguro que no le faltarán…


Uzal ha sido el mejor futbolista de esta temporada


El entrenador del Bergan ha repasado a los nombres propios de esta temporada.


Uzal es el jugador de campo que más minutos ha disputado. La temporada pasada no estuvo ni en el ‘Top 10’.

Ha sido el mejor futbolista del Bergantiños esta temporada por todo lo que le aporta al equipo. Los compañeros le quieren cerca. Es un referente a la hora de trabajar, de entrenar, de competir, de aceptar. Hay una anécdota de un día que no fue titular en un partido entre semana. El compañero que entró en su lugar estaba haciendo un partido malo y mandé a calentar a Uzal. Él me dijo: aguanta un poco, míster, a ver si mejora.


Uzal fue el último jugador al que renovó el club el pasado verano.

Una de las posiciones a las que más vueltas le di fue al ‘6’. Tenía mis dudas porque Uzal nunca había jugado en esta categoría y creía que, a lo mejor, necesitaba otro perfil. Me senté con él y se lo dije. Él me dijo que esperaría una semana más y, al final, tomamos la decisión de la renovación. Acertamos de pleno porque, repito, Uzal ha sido el mejor futbolista de la plantilla esta temporada.


¿Es mejor en Segunda RFEF que en Tercera?

Ha mejorado mucho en entender el juego, en la salida de balón. Juega a dos o tres toques y prácticamente no lo pierde. Nos da equilibrio, roba en duelo individual, en línea de pase, tiene un despliegue físico bestial… Es mucho más jugador que el año pasado segurísimo. Iraola me preguntó por él, pero le dije que tenía 29 años y que llegaba un poco tarde (ríe).


Aarón, capitán del Bergantiños, ha sido el jugador con menos minutos (368).

Ha sido difícil. Antes de diciembre empezó a entrar en algún partido. Brais es un chico de 19 años, con poca experiencia, al que costó en algún partido. Sabía que Aarón estaba ahí, que podíamos alternar e ir trabajando con Brais, que dio un subidón y un nivel altísimo. Coincidió con una lesión de Aarón en enero y se quedó sin minutos porque Brais completó una temporada espectacular pero fue un capitán ejemplar. Se comportó como un auténtico capitán siempre: con el grupo, desde el banquillo, conmigo… A veces no me lo esperaba porque es un tío de carácter que no estaba acostumbrado a no jugar y estoy muy orgulloso por cómo lo afrontó.


¿Salió ganando el equipo con los movimientos realizados en invierno?

Sí, mucho. Hugo es un futbolista que nos da un ‘7’ en todos los partidos. Ya lo quise fichar en verano y se fue al Salamanca. Christian nos dio frescura, potencia y gol, algo diferente que le vino muy bien al equipo. Es un chico que está siempre dispuesto a aprender, que pregunta por todo. Es un chaval que da gusto entrenar.

​José Luis Lemos: “Cada día estoy más convencido de que puedo estar más arriba”