Sina Hetet no volverá a jugar con el CRAT en la presente temporada
lll
17º-23º

Sina Hetet no volverá a jugar con el CRAT en la presente temporada

La '8' neozelandesa, en un partido de esta temporada con el equipo coruñés | Alberto Segade

Usuario

El pasado 6 de noviembre en La Cartuja para el CRAT lo peor no fue la derrota ante Coterva Cocos. Sina Hetet sufría un esguince en el ligamento lateral interno de la rodilla derecha y tenía que abandonar el terreno de juego a los nueve minutos de partido. Ocho semanas de baja para la neozelandesa. Debido a que su regreso a Oceanía sería a finales de año, Sina te Aroa Tainefu, ya no volverá a jugar con el CRAT Residencia Rialta esta temporada. Así, el pasado lunes, la ‘8’ maorí regresaba a su Waikato natal.

 

Sina ya había sido operada en el cuello después de un golpe recibido en un partido hace doce meses. “Haber sufrido una lesión grave como aquella me hizo ser mucho más cuidadosa con la recuperación. Fue muy duro, pero pude superarlo. Ahora debo estar agradecida ya que no necesito operarme”, indicaba Sina Hetet, como le gusta que le llamen, empleando el apellido histórico de su familia. Al margen de la decepción que supone el fin de su campaña en A Coruña, Sina sabe que las lesiones son “mentalmente agotadoras” pero está totalmente segura de que se recuperará de este contratiempo.

 

El CRAT: una experiencia vital
 

La jugadora de Waikato estaba encantada con su estancia en nuestra ciudad. “Estos dos últimos meses han supuesto la mejor experiencia de mi vida, de largo. Me sentí como si ya hubiese vivido aquí antes y conociese a mis compañeras de toda la vida. Eso demuestra cuánto amor me han brindado y cómo acogen a la gente de fuera”, explica Sina. El rugby, como asegura la ‘kiwi’, supone, además del deporte, crear lazos afectivos indestructibles, los equipos “se convierten en una familia y el CRAT es un ejemplo perfecto de ello”.

 

Todo parece indicar que este no es el punto final de Sina Hetet en el club coruñés. “Los últimos días fueron tristes, pero les recordé a las chicas que soy joven y que las veré de nuevo. Definitivamente, estaré muy muy feliz de volver al CRAT en el futuro”, confiesa. El idioma, aunque fue una barrera al principio, pronto dejó de ser un obstáculo aunque lo más curioso es la diferencia que se encontró con el rubgy que ella había jugado en Nueva Zelanda: “Aquí el rugby es muchísimo más rápido, así que seguro que jugaré más rápido cuando vuelva a casa”.

 

Tres recambios para el ‘8’
 

Sina cree que el CRAT debe “confiar en el proceso y en lo que indican los entrenadores”. Su baja es una pérdida importante, pues ella desempeñaba el número ‘8’, un puesto específico que no tiene un recambio natural en la plantilla. Además de Maica, que realizó su rol en el partido de Sevilla, Sina propone tres opciones para cubrir su ausencia mientras el club no ficha: Maria Morant, “cuando se habitúe al puesto y gane confianza, será un número 8 magnífico”; Kyra Elzinga, “es grande, poderosa, experimentada, con talento y ya jugó en esa posición en los Países Bajos”; y por último, Alicia de los Palos, jugadora del equipo B, “puedo ver como aumenta su potencial cada vez que juega, me recuerda a mí misma cuando empecé en el rugby, pronto estará en el primer equipo”.

 

La baja de Sina Hetet es un serio revés del que el CRAT se tratará de reponer de la mejor forma. Para el entrenador Jos Portos “es una chica que marca las diferencias en el campo, pese a su juventud, como portadora de balón y su trabajo en la melé está siendo muy bueno”.

 

Que no sea un adiós, sino un hasta luego

 

En la misma línea piensa el otro técnico, Pakito Usero: “Sina vertebra el equipo y es la única jugadora que teníamos con experiencia en partidos de nivel en esa demarcación. Es una jugadora muy fuerte tanto en percusión como en placaje y es una gran opción para la continuidad del juego”.
 

Además de excelente en el rugby, el CRAT Residencia Rialta va a echar mucho de menos a Sina también por su forma de ser fuera del terreno de juego. “Es una chica muy sociable y siempre trata de sumar y de ayudar”, confiesa Jos, algo que reafirma Pakito, destacando que “Sina genera muy buen ambiente, transmite fuerza y confianza al resto y es muy buena compañera”. Club y jugadora desean que esta marcha obligada no sea un adiós, sino un hasta luego o, mejor dicho, hasta la próxima temporada. l

Sina Hetet no volverá a jugar con el CRAT en la presente temporada

Te puede interesar