Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El oficio da al Liceo un muy sudado pase a semifinales

Dava Torres –en imagen del primer partido, disputado en Riazor– no pudo batir ayer Marc Grau Vila | javier alborés
|

Alcoi 0-3 Liceo


El oficio dio al Deportivo Liceo el pasaporte a las semifinales, en un segundo partido de cuartos en que el correoso Alcoi vendió carísima su derrota y justificó el porqué de su casillero de derrotas a cero en la fase regular contra los cuatro primeros clasificados.


El partido del Pabellón Francisco Laporta, donde el Liceo cayó (4-3) antes de los playoffs, comenzó con un ritmo endiablado. Un peligro para los dos porteros, aunque ambos Grau, el local Marc y el visitante Carles, apenas sufrieron sobresaltos. El del Alcoi intervinó con acierto en una contra de Dava Torres, lo más reseñable de unos primeros 6 minutos huérfanos de faltas.


Obús a la escuadra

La primera del choque la cometió el Marc Grau verdiblanco a los 6:24. Y solo 9 segundos después Alex Rodríguez finalizaba una veloz transición por la izquierda con un obús a la escuadra (0-1).


Con el marcador a favor, los de Juan Copa le bajaron un puñado de revoluciones al partido. Pasaron a controlar más la bola, que al Alcoi empezó a durarle un suspiro. Oruste y Marc Grau se toparon con ‘el otro’ Marc Grau en unos minutos de poca chicha que llevaron a Copa, que movió mucho el banquillo, a parar el juego para echar una pequeña bronca a los suyos, que volvieron a la pista más enchufados. Alex Rodríguez gozó de la última oportunidad de la primera parte, pero no llegó a rematar en una contra de tres contra dos.


La mejor noticia en los compases inciales de la segunda mitad fue que no hubo noticia. El Liceo continuó haciendo suya la bola y el Alcoi siguió teniendo dificultades para pasar del medio de la pista.


La única inquietud para los verdiblancos, además de la exigua ventaja, estaba en el marcador de faltas (3-7). Por lo demás, la cerradísima defensa azulgrana privaba de sustos a su Marc Grau.


El primero llegó después de que el Liceo aflojase la presión en campo contrario, lo que propició un par de contras, que abortó sin demasiado esfuerzo Carles Grau. Su homólogo sacó arriba un durísimo tiro de Carballeira. Y, bastantes minutos después, un remate a la media vuelta de Dava Torres desde el borde del área.


A 8:46 del final se encendió la luz roja: Oruste cometió la novena falta. El italiano Baieli se dedicó –la nacionalidad marca– a fingir, varias veces, la décima. Los árbitros no picaron, así que probó suerte el argentino Domínguez. Tampoco coló. Y ya en el último minuto, el técnico local, Lorenzo Pastor, quitó a su portero


Después de un barullo delante de Carles Grau, la bola se la quedó su hermano, que no tuvo más que cruzar media pista y batir a Baieli. Restaban 29 segundos; 21 después, Burgaya calcaba la jugada.


Sufrimiento azulgrana

En las otras eliminatorias, el Barça sufrió mucho para deshacerse del Caldes (4-5) y avanzar a semifinales, donde se medirá al ganador del cruce entre el Lleida y el Reus Deportivo, que ayer igualó la serie con un gol de Francesco Compagno en el último segundo de la prórroga (1-2).


El Calafell también empató su eliminatoria contra el Noia, al que dominaba por 3-0 en el descanso. El vencedor del tercer duelo, en el Ateneu Agrícola de Sant Sadurní, será el rival del Deportivo Liceo.

El oficio da al Liceo un muy sudado pase a semifinales