sábado 24.08.2019

Nuevo cerrojo del Fabril

 FABRIL 1 - 0 BERGANTIÑOS

El equipo de Luisito se proclama campeón de la Copa Diputación tras ganar al Bergantiños por la mínima con un gol de Manu Mosquera y termina el torneo sin recibir un solo gol en cinco partidos

La plantilla del Fabril celebró el título de la Copa Diputación sobre el césped de As Eiroas  | raúl lópez
La plantilla del Fabril celebró el título de la Copa Diputación sobre el césped de As Eiroas | raúl lópez

El Fabril es el nuevo campeón de la Copa Diputación tras ganar al Bergantiños en el campo de As Eiroas por 1-0 con gol de Manu Mosquera en los últimos compases de primer tiempo.

Para el encuentro de ayer, Luisito, entrenador del filial blanquiazul, no pudo contar con algunos de los jugadores que entrenaron por la mañana con el primer equipo, como son los casos de Mujaid, Martí Vilá, Yago Gandoy, Javi Sánchez, David Sánchez o el Pedro Martelo. Aún así, el filial deportivista se mostró como un equipo competitivo capaz de dar la talla en un campo complicado como lo es el de As Eiroas y ante un equipo de entidad que podría ser un rival directo en Tercera División.

Aunque fue el Deportivo B el que llegó con ventaja en el marcador al descanso, el Bergantiños tuvo dos opciones para tomar ventaja en el marcador, una de ellas muy clara.   Pablo Agulló se quedó prácticamente solo ante el portero del Fabril Viorel Boian y el moldavo consiguió sacar el balón abajo cuando la grada de As Eiroas ya cantaba el gol del cuadro carballés.

En el ecuador de la primera parte, una falta lateral ejecutada desde el perfil izquierdo del ataque del Bergan fue peinada por Cano y la pelota se fue rozando el palo izquierdo del marco deportivista.

El Fabril, armado en defensa con Jorge Valín y Víctor Eimil en los laterales y Tomi Bourdal e Iago Parga como centrales, fue de menos a más en la fase defensiva. Con el paso de los minutos, los jugadores blanquiazules supieron controlar mejor los desmarques de ruptura de Rubén Rivera, punta del Bergan ayer, la profundidad de Yelco Alfaya y las apariciones en zonas interiores del extremo Jorge Cano.

Faltaban menos de cinco minutos para el descanso cuando un hombre que lleva el gol en la sangre hizo de las suyas una vez más esta pretemporada. A Manu Mosquera Jr. podría aplicársele perfectamente el dicho de ‘de tal palo, tal astilla’. Su padre, en la actualidad entrenador del Extremadura en Segunda División, era un goleador nato. El hijo es el máximo goleador del Fabril en la pretemporada con cuatro goles en la Copa Diputación. A pesar de que Luisito también lo utiliza por fuera, en banda derecha, Mosquera acudió a la cita con el gol a falta de cuatro minutos para el intervalo y batió a su compañero la pasada campaña en el Laracha: el carballés Santi Canedo.

A pesar de la juventud de la plantilla del Fabril, el filial supo competir bien en la segunda mitad y administrar la renta en un terreno de juego en el que el Bergantiños disputaba su primer encuentro del verano.

Expulsión

El Bergantiños jugó en superioridad numérica los últimos quince minutos de partido al ver la segunda cartulina amarilla el lateral del Fabril Víctor Eimil. Miguel Figueira, que ya había hecho cambios ofensivos previamente –retrasando la posición de Remeseiro al doble pivote junto a Agulló– le dio otro matiz a su equipo apostando en el tramo final del choque por tres defensas (Antonio, Iago López y Aarón) y dos delanteros (Rubén Rivera y el juvenil Willian).

En los últimos minutos, Agulló y Duque tuvieron dos ocasiones para hacer el gol del empate pero esta Copa Diputación estaba para un Fabril que no encajó un solo gol.

Comentarios