jueves 28/1/21

El Fabril gana con lo justo

El equipo de Valerón mereció y consiguió los tres puntos porque generó más ocasiones de que un As Pontes obligado a dar un paso al frente e incapaz el segundo acto; Paco fue el mejor del partido
Boedo (d) marcó el gol de la sentencia para el Fabril con una sutil vaselina sobre Paco | 	Quintana
Boedo (d) marcó el gol de la sentencia para el Fabril con una sutil vaselina sobre Paco | Quintana

Con lo justo –un gol cerca del final de la primera parte y otro en el añadido de la segunda– el Fabril consiguió los tres puntos ante un As Pontes que apenas tuvo ocasiones claras de gol, pero que se mantuvo vivo hasta el tanto de Boedo en el minuto 93.

Juan Carlos Valerón recuperó el 1-4-2-3-1 de las cuatro primeras jornadas que cambió por el 1-4-3-3 en A Madalena sin grandes sorpresas en la alineación. Lo más destacado, la suplencia de Kanouté para que formasen doble pivote Villares y Sanmartín, el regreso al once de Sarmiento en la mediapunta, que fuese Álex el que suplió a Javi Sánchez (lesionado) en la banda derecha y que Juan Cambón le ganase la partida a Manu Mosquera para ser el delantero titular ante la baja de Adri Castro por estar en cuarentena.

Luis Santiago, siempre con refuerzo positivo para sus futbolistas desde la banda, propuso un 1-4-1-4-1 con Adrián Martínez como mediocentro defensivo y hombre encargado de dar equilibrio a su equipo. El As Pontes apenas inquietó en la primera parte. La idea parecía clara: defender en repliegue, provocar al Depor B a salir hasta campo contrario y contraatacar encontrando espacios en la espalda de centrales o laterales. El problema fue que el equipo se hundió en exceso a pesar de la lentitud del Fabril para circular la pelota y, cada vez que el As Pontes conseguía robar, veía la portería de Alberto en el horizonte, demasiado lejos.

Villares avisó en el minuto 36 en una buena llegada desde segunda línea para tratar de rematar el pase de la muerte de Iván desde la línea de fondo, pero fue en el 43 cuando puso por delante al Fabril. Córner ejecutado en corto por parte del equipo coruñés, centro de Sarmiento con la derecha y cabezazo totalmente solo en el área pequeña del capitán blanquiazul, que marcó contra el Villalbés y volvió a hacer siete días después.

Con 0-1 en el marcador, el As Pontes debía adelantar líneas en la segunda parte, cambiar el plan de partido. En acción a balón parado que ejecutó Óscar Martínez con el exterior de la derecha, la pelota acabó en el segundo palo y volvió al área pequeña, desde donde Manu Moya tuvo la más clara del cuadro pontés para empatar. Su cabezazo salió demasiado cruzado.

A partir de ahí, el Fabril pudo sentenciar, pero Paco se convirtió en el mejor jugador del partido. En el 52 desvió a córner un tiro de Sarmiento desde fuera del área, después le sacó una mano a Villares en un lanzamiento desde dentro del área entrando por la izquierda. En una de las acciones personales más brillantes del partido, Paco desbarató un golazo a Rayco. 

El As Pontes quería acercarse al área de Alberto pero se encontraba con muchas dificultades para progresar con la pelota controlada. Luis Santiago lo intentó aportándole frescura al equipo a través de los cambios.

El tiempo corría en contra del As Pontes y acercaba la victoria a un Fabril que llevaba tres partidos seguidos sin ganar. Las decisiones de Valerón con las sustituciones no fueron llamativas. Durante seis minutos –desde que entró Boedo por Álex–, el técnico fabrilista probó a Rayco en la mediapunta, pero el canario fue sustituido en el 80 sin apenas entrar en juego en esa posición. Lo que sí llamó la atención es que Villares es el hombre para todo en el Fabril. Si contra el Silva acabó jugando de lateral derecho, frente al As Pontes lo hizo también por la derecha pero en la línea de tres mediapuntas. Será porque el filial del Deportivo no tiene futbolistas para escoger en cada puesto...

El encuentro terminó con el As Pontes volcado descuidando la organización defensiva y con una contra sin oposición en el minuto 93. Boedo se plantó ante Paco y definió a lo grande, con una vaselina que significó el 2-0.

Comentarios