miércoles 5/8/20

El Liceo se pone a mil

Con la victoria en Forte dei Marmi el club coruñés alcanza el millar de victorias en torneos oficiales desde que llegó a la élite
El renovado conjunto verdiblanco va sobre ruedas en esta su 40º año en la élite: líder de la OK Liga y gran debut europeo | Patricia G. Fraga
El renovado conjunto verdiblanco va sobre ruedas en esta su 40º año en la élite: líder de la OK Liga y gran debut europeo | Patricia G. Fraga

Con la brillante victoria del sábado ante el Forte dei Marmi (2-6), el Liceo llega a la mágica cifra de 1.000 en competiciones oficiales desde que ingresó en la élite nacional, entre las que no se contabiliza la Copa Intercontinental, torneo que, pergeñado por Augusto César Lendoiro, jamás tuvo el respaldo de la Federación Internacional de Patinaje (FIRS).

La cuenta comenzó el 23 de septiembre de 1979, con un 4-2 liguero frente al CE Noia, todavía en el hogar primigenio de la Polideportiva de Riazor 1. A ese triunfo ha añadido el club coruñés otros 781 en una competición que ha conquistado en siete ocasiones (1982/1983, 85/86, 86/87, 89/90, 90/91, 92/93, 12/13) y en la que ha sido subcampeón en quince.

El primero éxito en la Copa del Rey llegó el 11 de febrero de 1980, por 2-1 ante el Tordera, que en la vuelta venció por 4-1 y noqueó al equipo que entrenaba José Manuel Campos en octavos de final. Desde entonces, el Liceo ha ganado 74 encuentros del torneo del KO, la competición que más veces ha ganado, nueve (1982, 1984, 1988, 1989, 1991, 1995, 1996, 1997, 2004).

Casi tres años habría que esperar para festejar la primera victoria en un torneo continental. Fue en la Copa CERS 1981/1982, que el Liceo disputó por finalizar tercero –tras el Barcelona y el Noia– en su segunda liga de División de Honor. La víctima fue el Den Haag holandés, que tras arañar un empate (4-4) en su pista en el debut verdiblanco en Europa, una semana después, el 2 de abril de 1981, caía por un contundente 6-1 en Riazor.

Estreno con título

Ese curso, los de Campos ganaron seis partidos más, incluidos los de la final frente al HC Monza italiano, 12-4 en casa y 6-8 a domicilio. Luego llegarían otros dos entorchados de la segunda competición continental (1998/199, 2009/2010), completando un trébol que tan solo poseen el Novara italiano y el Barcelos portugués.

También contra un rival neerlandés arrancó el Liceo en la Copa de Europa. El 13 de mayo de 1984, el cuadro entrenado por Carlos Gil se impuso al Lichtstad por un contundente 10-3. La única derrota en todo el torneo, ante el Barça (6-2) en la ida de la final, le costó el título, puesto que el 3-2 de Riazor se quedó muy corto. En la 86/87 se proclamaría el Liceo rey de Europa por primera vez. Luego llegarían cinco coronas más (87/88, 91/92, 02/03, 10/11, 11/12).

Al millar también han contribuido los triunfos en la extinta Recopa de Europa (ganada en la 89/90 y la 95/96, esta su última edición) y la Supercopa de Europa (títulos en 1987, 1988, 1990 y 1992), competición que en 1998 se rebautizó como Copa Continental (campeón en 2003 y 2012). Incluso una ‘sin bajar del bus’, contra el Noia en la que debía haber sido la final de Copa del Rey 87/88, que el club catalán se negó a jugar por una cuestión de derechos televisivos.

Una cifra redonda dentro de otra: los 40 años que el Liceo cumple en la élite del hockey rodado español.

Comentarios