"La Bestia" Bastianini lidera el "ataque" de Ducati a Quartararo
lll
17º-23º

"La Bestia" Bastianini lidera el "ataque" de Ducati a Quartararo

Enea Bastianini, durante el entrenamiento l EFE/EPA/DANILO DI GIOVANNI

Usuario

El italiano Enea "La Bestia" Bastianini (Ducati Desmosedici GP21) lideró el "ataque" de la potente "Armada Ducati" al líder del mundial de MotoGP, el francés Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), al término de la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de San Marino en el circuito "Marco Simoncelli" de Misano Adriático.

 

Hasta cuatro Ducati se "colaron" por delante de Quartararo y otras dos acabaron entre los nueve primeros clasificados, en donde aparte del líder del mundial sólo acabaron los pilotos de Aprilia, los españoles Maverick Viñales y Aleix Espargaro, sexto y séptimo, respectivamente.

 

Tal y como sucediera por la mañana, una de las primeras referencias de la jornada llegó de la mano del español Maverick Viñales y su Aprilia RS-GP, si bien en esta ocasión tras su estela estaba su propio compañero de equipo, Aleix Espargaró, con el líder del mundial, Fabio Quartararo (Yamaha YZR M 1), que fue el más rápido en la primera tanda, tras ellos.

 

No del todo en el polo opuesto pero sí con algunos problemas imprevistos, se encontró el "tercero en discordia" en la pelea por el título, el ídolo local Francesco "Pecco" Bagnaia (Ducati Desmosedici GP22), quien tras los primeros libres recibió una penalización -pérdida de tres posiciones- para la carrera por conducción irresponsable al poner el peligro a otro piloto, el español Alex Márquez (Honda RC 213 V), al rodar muy lentamente en una zona del circuito y que a poco de comenzar la segunda sesión se fue al suelo en la curva trece.

 

Bagnaia no sufrió daños personales, pues se levantó muy rápido del suelo, pero su moto no arrancó y tuvo que regresar a su taller a por la segunda moto, lo que condicionaba su rendimiento hasta que reparasen los desperfectos en el otro vehículo.

 

Mientras, el líder del mundial Quartararo no cejaba en su empeño de atacar para dejar claro a todos sus rivales que el líder de MotoGP es él, independientemente del rendimiento de su Yamaha y así fue como ascendió hasta la segunda plaza a menos de quince minutos para el final de la sesión, a apenas 127 milésimas de segundo de Viñales, casi en el mismo momento en el que se hacía oficial la participación de Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) en los test posteriores al gran premio italiano.

 

Un anuncio que no por novedoso dejaba de ser esperado, pues todas las pruebas médicas y los test realizados a Marc Márquez dejaban la puerta abierta a ello, para satisfacción del ocho veces campeón del mundo, sabedor de que estas pruebas resultan "importantísimas" para la evolución del prototipo de la próxima temporada.

 

De regreso a la pista Fabio Quartararo consiguió su objetivo, alcanzó y superó a Maverick Viñales para colocarse líder en la tabla de tiempos, ya con todos los pilotos buscando el mejor tiempo al montar neumático trasero blando para tal fin.

 

Quartararo, con 1:31.878 se situó líder en esos instantes, aunque todo hacía presagiar que la pelea por la vuelta rápida iba a ser ardua y muy dura, como así fue, pues al campeón francés le superaron en los instantes finales hasta cuatro pilotos, todos ellos de Ducati, y entre ellos su rival más directo, "Pecco" Bagnaia.

 

El italiano Enea "La Bestia" Bastianini (Ducati Desmosedici GP21) fue el mejor, seguido a escasamente una décima de segundo por Bagnaia, con el australiano Jack Miller (Ducati Desmosedici GP22) y el francés Johann Zarco (Ducati Desmosedici GP22) en la tercera y cuarta plaza respectivamente.

 

Esos últimos instantes pusieron al descubierto la estrategia de Ducati una vez más, poner cuantas más motos mejor por delante del líder del mundial, que se tuvo que conformar con la quinta plaza, por delante de otras dos mecánicas italianas, en este caso las Aprilia RS-GP de Maverick Viñales y Aleix Espargaró y dos Ducati más, las del español Jorge Martín y el italiano Marco Bezzecchi tras él.

 

El también italiano Franco Morbidelli (Yamaha YZR M 1) fue el último en lograr un puesto con acceso directo a la segunda clasificación, de la que se quedaron fuera Pol Espargaró (Repsol Honda RC 213 V), el portugués Miguel Oliveira (KTM RC 16), que sufrió una caída sin consecuencias, y los españoles Alex Rins (Suzuki GSX RR), Alex Márquez (Honda RC 213 V) y Raúl fernández (KTM RC 16).

 

El japonés Kazuki Watanabe, sustituto del lesionado Joan Mir en el seno de la escudería Suzuki, consiguió su objetivo de clasificarse, aunque fuese en la última posición, después de mejorar notablemente su rendimiento de la primera tanda matinal, en la que su trabajo se centró en intentar aprenderse cuanto antes un circuito en el que no había rodado nunca en competición oficial. 

"La Bestia" Bastianini lidera el "ataque" de Ducati a Quartararo

Te puede interesar