lll

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Sporting de Gijón y el Lugo abren el año pendientes del covid

|

 El Sporting y el Lugo inician el 2022 con la cita de El Molinón marcada por la incidencia del covid que somete a ambos, separados por cuatro puntos en la clasificación y necesitados de puntos para aclarar sus respectivos objetivos de la temporada.

El entrenador del Sporting, David Gallego, aguantará hasta el domingo para saber con qué jugadores podrá contar para el partido después de recuperar a Babin, Kravets, Aitor García y Pedro Díaz, que ya dieron negativo en las PCR que realizaron a lo largo de la semana.

El Sporting no ha podido preparar como quisiera el encuentro ante el Lugo, equipo que también se ha visto seriamente afectados por el covid-19. En los rojiblancos se han visto afectados siete jugadores además de la mayor parte del cuerpo técnico.

David Gallego y su segundo, Toni Clavero, además de Babin, Marc Valiente, Berrocal, Kravets, Pedro Díaz, Puma Rodríguez y Aitor García, dieron positivo en los controles previos a la reanudación de los entrenamientos tras las vacaciones de Navidad, si bien en estos momentos solo Berrocal, Marc Valiente y Puma Rodríguez se mantienen al margen pero el técnico quiere esperar a ver el estado de los recuperados.

Estas bajas afectan especialmente a la línea defensiva, ya que de los cuatro centrales solo Borja López pudo entrenar con normalidad y aunque Babin ya ha dado negativo estaba recuperándose de una lesión y su presencia en la convocatoria es más de dudosa.

Con un solo central, Borja López, los técnicos han ensayado con el centrocampista Gragera como segundo central mientras que en el centro del campo lo hicieron con Christian Rivera y Nacho Méndez, que se perfilan como los probables jugadores que salgan en el equipo inicial.

El partido se verá afectado por la reducción de aforo en El Molinón tras las nuevas restricciones dictaminadas por las autoridades sanitarias, si bien esta temporada el municipal gijonés no estaba teniendo el grado de asistencia de las anteriores y no habrá problema para que todos los que quieran presenciar el partido en directo puedan hacerlo.

Los rojiblancos rompieron en Ibiza la mala racha de partidos sin ganar y pretenden que sea el inicio de la remontada y poder volver a luchar por entrar en el play-off de ascenso en el que estuvieron en el primer tramo de la liga.

El Lugo abre el año en El Molinón con el reto de estrenar su casillero de victorias en ese escenario y, además, con ganas de volver a competir después de haber pasado un brote de coronavirus que aún mantiene a algunos jugadores fuera del grupo.

El Lugo rozó los 30 infectados entre plantilla, cuerpo técnico y auxiliares, lo que le obligó a suspender el último partido de 2021 y de la primera vuelta de LaLiga SmartBank ante el líder, el Almería.

Hasta ese encuentro pendiente, los de Rubén Albés habían enlazado cinco partidos sin perder, con una victoria ante el Amorebieta el 14 de noviembre y cuatro seguidos, los más recientes, con empate en el marcador.

Los lucenses nunca han ganado en Gijón en el fútbol profesional, algo que intentarán conseguir este domingo en un partido en el que estarán arropados por decenas de aficionados que se desplazarán a El Molinón para animarles.

Además de los problemas derivados de la covid, el Lugo también tiene varios jugadores entre algodones por molestias y a Gijón no se han desplazado Diego Alende, Iriome González, David Mayoral y Pedro López, por lo que es probable que Carlos Pita sea titular en el centro de la defensa por la baja del primero de esos jugadores, titular indiscutible para Albés.


El Sporting de Gijón y el Lugo abren el año pendientes del covid