Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Fuenlabrada resurge en Lugo en un partido sin nada en juego

|

Jugar sin presión le sentó mejor al Fuenlabrada que al Lugo, al que el ya descendido equipo madrileño le endosó la segunda derrota consecutiva en el Anxo Carro (1-3) con Pedro León y Kanté como grandes protagonistas para romper una serie de siete partidos perdidos.


El encuentro se le puso pronto cuesta arriba para los lucenses con un penalti que señaló el colegiado a instancias del VAR y, aunque Señé lo igualó antes del descanso, los madrileños lo sentenciaron en el segundo periodo.


El día después de haber sellado la permanencia sin jugar, gracias a la derrota de la Real Sociedad B ante el Almería (0-2), el Lugo se permitió afrontar más relajado el partido ante el Fuenlabrada.


El equipo de José Ramón Sandoval le castigó a los cuatro minutos con un penalti señalado por indicación del VAR por una falta de Señé a Pedro León que no había sancionado el colegiado. Desde los once metros, el exjugador del Real Madrid, Getafe y Eibar, entre otros, adelantó a los fuenlabreños.


El partido avanzó con muchas interrupciones, con sustos como un pisotón involuntario de Ricard Sánchez a Pedro León, o el de Sotillos cuando fue a por un balón dividido con Lebedenko. A falta de diez minutos para el descanso, Carrillo pidió penalti de Diamé, pero el árbitro no lo consideró.


El Lugo se rehizo, avisó con un balón colgado al área que se le escapó a Miguel Morro tras chocar con Diamé, y a continuación encontró el gol del empate en un saque de banda que prolongaron Carrillo y Chris Ramos y que convirtió en el segundo poste Señé para compensar su error en el tanto del Fuenlabrada.


Con tanta pausa en el primer periodo, el árbitro concedió cinco minutos de añadido y a punto estuvo de aprovecharlo el Lugo con un trayazo de Señé que se marchó alto. En el equipo de Sandoval se lesionó Gozzi.


Las transiciones del Fuenlabrada en el inicio del segundo periodo fueron una amenaza para el Lugo, principalmente por la velocidad de Kanté, aunque la primera ocasión clara del segundo tiempo fue para Pedro León. El mano a mano se lo ganó Whalley, que metió el pie abajo para despejar.


Kanté tuvo sus más y sus menos con el portero del Lugo, que le recriminó dejarle la plancha en una acción en el área. Poco después, el delantero le batió al aprovechar una gran jugada personal de David Amigo, y se dirigió al guardameta en su celebración, algo que enfadó a su rival y a la afición local.


Rubén Albés agotó los cambios a falta de veinte minutos. Su equipo logró marcar, pero en fuera de juego en una acción de estrategia y pudo encajar la sentencia acto seguido con una delicatesen de Pedro León, una cuchara que remató Kanté y salvó Whalley.


El Fuenlabrada dejó vivo al Lugo y el equipo gallego rozó la igualada con un centro de Sebas Moyano que sacaron entre Morro y el larguero justo antes de que Zozulia lo finiquitara al resolver ante el portero del Lugo un pase filtrado por Ontiveros.

El Fuenlabrada resurge en Lugo en un partido sin nada en juego