sábado 04.07.2020

Vidal, “traicionado”, insta a Otero a abandonar el consejo

El club emitió un contundente comunicado en el que explica cuál es la situación de la entidad con un ‘rescate’ fundamental de Abanca para su viabilidad
Fernando Vidal, en una imagen de archivo, quiere que la polémica no anide en el seno del deportivismo | aec
Fernando Vidal, en una imagen de archivo, quiere que la polémica no anide en el seno del deportivismo | aec

Se le pedía al presidente Fernando Vidal una respuesta a las ‘dudas’ que planteaba Miguel Otero en un comunicado y posteriormente en una entrevista concedida a Efe y la respuesta, contundente, llegó ayer en forma de comunicado del consejo.

El club entiende que “carecen del más mínimo rigor técnico, no existe ninguna base para tales aseveraciones y no se aporta documentación alguna. Son simples preguntas al aire que tienen respuestas claras y fácilmente contrastables por cualquier deportivista”.

“A fecha de hoy la deuda total del Deportivo asciende exactamente a 90,6 millones de Euros más intereses (otros 14,3 millones de Euros). De ella, la parte más importante, 77 millones de Euros (intereses incluidos), corresponden a préstamos a los que hay que hacer frente en los próximos doce años sin discusión de cantidades ni de vencimientos. Estos últimos, sumados al pago del resto de la deuda ordinaria e intereses a la Agencia Tributaria, arrojan como resultado 98,9 millones de Euros a abordar en el periodo 2020-2032. Además de esa deuda, el Patrimonio Neto de la sociedad es negativo en 72,68 millones de Euros (a 30 de junio de 2019 según la auditoría aprobada en Junta General de Accionistas). Los activos patrimoniales del Club no serían suficientes, ni de lejos, para hacer frente únicamente a los intereses de la deuda”, reza el comunicado.

“Nos ratificamos en el proyecto que expusimos al deportivismo y con el que nos presentamos ante todos los accionistas. No hay otro plan. Desde el primer minuto entendimos el problema y trabajamos para encontrar la solución con el respaldo del músculo financiero de Abanca. De no ser por él, por ese crédito participativo de 5 millones de Euros firmado a principios de 2020, el equipo estaría hoy abocado al descenso a Segunda División B y el Club, por extensión, a su desaparición. Este préstamo ha permitido además de reforzar el cuerpo técnico y el plantilla, poder afrontar los gastos de temporada derivados de la crisis sanitaria. No se trata de una venta a Abanca, es un rescate que obliga a una capitalización para poder hacer viable el Club. Lo que deseamos desde el Consejo, y lo que ha dicho insistentemente querer Abanca, es que el mayor número posible de accionistas y deportivistas acudan a la ampliación de capital dinerada, y no solo participe la entidad financiera. De este modo, además, se podría mantener la actual estructura accionarial y equilibrar el Patrimonio Neto”, abunda.

“Si el señor Otero no está en sintonía con el ilusionante proyecto presentado para el Club está en su derecho de dejar de formar parte del mismo y de acudir directamente a los tribunales correspondientes. Si no, hemos de recordarle que su deber es actuar siempre con lealtad y responsabilidad, obrando de buena fe y en el mejor interés de la Sociedad”.

Pide disculpas

Por último, a título personal, el presidente del Consejo de Administración, Fernando Vidal, quiso “pedir disculpas a todos los que apoyan el proyecto del equipo que lidero por el error cometido al contar con el consejero Miguel Otero a pesar de las múltiples y casi unánimes advertencias, los comentarios negativos y las presiones para que no lo sumase a este grupo. Estoy profundamente decepcionado por su actitud y me siento traicionado personalmente. Creo que un Consejero ha de tener unas miras bastante más altas, dejar a un lado los intereses personales y moverse solo por los del Club, evitando en todo momento dañar la imagen de esta entidad a la que todos queremos”.

Comentarios