domingo 08.12.2019

Quique, un deseo complejo

Recuperarle es una pretensión del Depor, pero la operación se antoja difícil por las circunstancias económicas del club y por el caché que tiene el jugador, aunque no esté contando en el Eibar
Quique González y Edu Expósito fueron traspasados el pasado verano por el Deportivo al Eibar | aec
Quique González y Edu Expósito fueron traspasados el pasado verano por el Deportivo al Eibar | aec

Recuperar al delantero Quique González es una de las pretensiones del Deportivo en el mercado invernal. Se presenta como un reto para el club coruñés porque es una operación con muchos obstáculos que salvar en las próximas semanas para que pueda ser realidad y el vallisoletano, máximo goleador del equipo la temporada pasada, vuelva a enfundarse la camiseta blanquiazul. 

El atacante está en la órbita del Deportivo, tal y como indicó el diario As y ha confirmado este diario, pero las opciones de que acabe fraguando son, a día de hoy, pocas.

Primero, por los problemas económicos de la entidad deportivista, un hándicap a la hora de encarar el mercado invernal. El club se está moviendo para encontrar soluciones con la búsqueda de nuevos patrocinios para incrementar el tope salarial o la salida de jugadores que ocupan una parte representativa de esa cifra que otorga LaLiga a los clubes para formar la plantilla. Esas son las vías más accesibles, pero no las únicas.

A esas dificultades pecuniarias se suman las deportivas. El Deportivo ya no tiene como objetivo el ascenso, sino la permanencia y, además, ni siquiera está bien posicionado en esa lucha, puesto que es el colista de la clasificación con solo once puntos sumados de  51 posibles. Tras haber enlazado 16 encuentros sin ganar, los blanquiazules son serios candidatos a perder la categoría y encontrar jugadores que asuman esa posibilidad, la de descender a un histórico, es una complicación más a la hora de acudir a la ventana de enero, tanto en el caso de Quique González como de cualquier otro futbolista. 

Además, los clubes suelen incluir cláusulas de compras en las cesiones de jugadores a Segunda División condicionadas a subir de categoría (similares a las que tienen Koné o Shibasaki) y en la situación del Deportivo actual tampoco tienen demasiado sentido por sus remotas posibilidades de que firme una remontada milagrosa que le permita alcanzar los puestos de promoción. 

Y a mayores, en el caso de Quique González, está el caché del propio futbolista. Aunque apenas tiene protagonismo en el Eibar (aunque hoy podría tener minutos ante la Real Sociedad), lo cierto es que es un futbolista muy cotizado en la categoría de plata del fútbol nacional y candidato a reforzar a equipos que están luchando por el ascenso.

Números
Quique lleva cuatro partidos sin entrar en los planes de Mendilibar (aunque sí en dos convocatorias) y en lo que va de temporada ha disputado seis partidos, tres como titular. Por ahora no ha visto portería con el conjunto armero.

Nada que ver con sus números la temporada pasada en Segunda División con el Deportivo. Fue el máximo goleador del equipo con 17 goles en 39 partidos, 35 como titular, su récord goleador en el fútbol profesional. Esos números le valieron el traspaso a la conclusión de la temporada al Eibar, de Primera División. El jugador estaba dispuesto a quedarse en Segunda con el Deportivo si le mejoraban las condiciones contractuales, pero el club no podía hacer ese esfuerzo para retenerlo y habilitó su salida por la cláusula de rescisión, en torno a los cuatro millones de euros.

Comentarios