jueves 19.09.2019

Djukic: “Ni yo le debo algo al Deportivo ni el Deportivo me lo debe a mí”

El protagonista de aquella pena máxima defiende su implicación en sus años como blanquiazul

El exdeportivista entrenó en España a los equipos de Hércules, Valladolid, Valencia y Córdoba  | aec
El exdeportivista entrenó en España a los equipos de Hércules, Valladolid, Valencia y Córdoba | aec

Miroslav Djukic estuvo en boca de todos hace 25 años, porque fue él el encargado de lanzar  y errar aquel penalti, y vuelven ahora los recuerdos de aquella aciaga noche.
Este diario trató de ponerse en contacto con él en varias ocasiones para recoger sus impresiones sobre aquel día, pero no obtuvo respuesta, por lo que recuperamos extractos de una entrevista realizada por dxt en la que rememoraba aquel día y todo lo que vivió.
Aunque hablar de Djukic y de ese penalti es casi obligado, el protagonista subraya que guarda en la memoria otras vivencias sobre el Deportivo. 

Más recuerdos
“Tengo muchos otros muchos recuerdos del Depor. El penalti fue un lance del juego, pero fueron seis años maravillosos, pasé momentos extraordinarios y quizás ese fuera el único momento amargo. Forma parte de mi pasado, pero no es el recuerdo que tengo vinculado con el club. Hay mejores recuerdos”, reconoce el mediocentro serbio. 
No considera, a pesar de que su fallo supuso que el equipo no lograse conquistar la liga, que le deba nada al club herculino, como tampoco piensa que el Deportivo le deba nada a él.


“En deuda, no. He dado todo lo que tenía, siempre jugué al máximo. Ni le debo algo al Deportivo ni el Deportivo, a mí. El Deportivo siempre se comportó también muy bien conmigo. Cuando voy a A Coruña miro con tranquilidad, a los ojos, a todos, igual que los del Deportivo me pueden mirar con tranquilidad a los ojos a mí. Las dos partes lo hemos dado todo y me siento orgulloso de mi etapa en el Deportivo”, aclara el zaguero.

Aprecio en la ciudad
El ex del Depor no considera que los coruñeses tengan un mal recuerdo de él ni se sintió nunca señalado por lo que ocurrió hace hoy 25 años en Riazor. “No, para nada. Sé que hay mucha gente en A Coruña que aprecia lo que hice y lo que di por el club. Te repito que puedo mirar a los ojos a todos. Siempre hay gente que no está contenta porque me marchara y no pasa nada. Tienen derecho a expresarlo”, comenta.

Un duro adiós
Y es que Djukic dejó el conjunto blanquiazul en la temporada 1997-98, rumbo al Valencia, aquel ‘verdugo’ de los blanquiazules hace 25 años y equipo proscrito aún a día de hoy para muchos en la ciudad. El central se defiende de los que no entendieron entonces ni ahora su marcha al conjunto ché. “El Deportivo, en ese momento, quizá pensaba que era un jugador del que podía prescindir. Tenía 31 años y el club no pensaba que me necesitara en el nuevo proyecto. Yo me fui buscando otro destino”, apostilla el defensa serbio. Pese a ello, guarda un muy buen recuerdo de Augusto César Lendoiro, el entonces presidente del Deportivo, y uno de los artífices de aquel SuperDepor.

“Estoy muy agradecido por el trato que me dio. Los encuentros con él son amables, cordiales”, indica el zaguero herculino.

Comentarios