martes 12.11.2019

Miedo al cemento este mediodía en Riazor

Se teme una mala entrada por el tiempo y la coincidencia electoral
La afición no ve ganar a los blanquiazules desde la primera jornada liguera  | javier alborés
La afición no ve ganar a los blanquiazules desde la primera jornada liguera | javier alborés

El Deportivo regresa este mediodía al Abanca Riazor, tras cosechar sendos empates a domicilio ante el Racing de Santander y el Fuenlabrada

(1-1), y lo hace en el contexto de una situación delicada y con el miedo a que se repita la floja afluencia de las últimas citas en su feudo.

La coincidencia con la jornada electoral, unida al mal tiempo que se espera para el día de hoy unidos a los malos resultados futbolísticos (los coruñeses llevan 14 jornadas sin ganar, pues su última victoria se remonta a la jornada inaugural ante el Real Oviedo) hacen temer que se repita la floja entrada de los pasados partidos en Riazor.

En el último encuentro de los coruñeses en casa, ante el Málaga, el estreno de Luis César como local, contó con un total de 14.349 espectadores.

Mejores registros tuvo el choque ante el Almería, con 15.722 espectadores, el que sería el último partido como técnico blanquiazul de Juan Antonio Anquela. Mientras, el duelo del 28 de septiembre ante el Mirandés tuvo solo 13.409 butacas ocupadas. 14.010 fueron los aficionados que siguieron el loco choque del Numancia, en el que los coruñeses dejaron escapar dos puntos. La primera derrota en Riazor, frente al Albacete, fue seguida desde las gradas por 15.249 fieles, mientras el debut en la campaña 2019-20, la victoria ante el Real Oviedo, fue seguido por 20.534 espectadores, una cifra muy superior a la que se espera este mediodía en las gradas de Riazor.

Comentarios