viernes 05.06.2020

Los goles, caros en el Depor

Los blanquiazules llevan 270 minutos sin marcar, tras la derrota ante el Extremadura (2-0) y  los empates a cero contra Alcorcón y Extremadura, pero como nota positiva lleva 180 sin recibir
Mollejo, autor del último tanto de los coruñeses, ante el Elche el pasado 10 de noviembre, hace cuatro jornadas | patricia g. fraga
Mollejo, autor del último tanto de los coruñeses, ante el Elche el pasado 10 de noviembre, hace cuatro jornadas | patricia g. fraga

El vaso medio lleno o medio vacío, todo depende de la perspectiva con la que se mire. Dani Giménez prefiere ver la parte positiva. El Deportivo lleva dos partidos, 180 minutos, sin encajar, fruto de sendos empates ante Alcorcón y Lugo, pero por otra parte suma 270 sin marcar. No lo hace desde el 10 de noviembre, cuando Mollejo fue el autor del único tanto ante el Elche (1-3) en la jornada 15.

“Tenemos que verlo medio lleno (el vaso), aferrarnos a las mejorías, corregir esos pequeños detalles que no te han dejado ganar... Ha habido más precipitación, malas elecciones en el último tercio de campo y, sin hacer un juego brillante, hemos estado bien.  Lo más importantes es ser sólidos, y desde esa solidez tenemos jugadores que tienen que aportar más y seguro lo harán”, indicó el guardameta.

Con ayuda de todos

La teoría de la manta podría aplicarse al Deportivo, que ha tapado una parte (la sangría de goles encajados, con 29 en 18 partidos), pero que ha destapado su capacidad ofensiva en los dos últimos partidos, algo a lo que puede ayudar a mejorar todo el equipo.

“Desde atrás tenemos que aportar serenidad y dar opciones y que las jugadas no sean de individualidades o, dentro de ese desorden, cazar un gol. Hay jugadas donde podemos intervenir todos, y en las de contraataque dar el paso al frente y aprovechar la oportunidad”, indicó Dani Giménez. Argumentó que cuentan en el ataque con “gente rápida, con calidad” pero que por desgracia “la gente (el aficionado) no te cree si no ganas, si dices ‘este jugador es bueno’, la gente no te va a creer, pero nosotros sí que creemos”. Al margen de los minutos que hace que el equipo no marca, ni le marcan, hay un dato más preocupante: las 17 jornadas que hace que no se suma de tres. Un récord que igualó con respecto a la campaña 87-88 y que podría superar si este domingo no se impone al Real Zaragoza. Una circunstancia que para el portero es extraño que se suela dar en el deporte. No tanto atípico le parece lo que ellos necesitarán para salvarse, sobre 50 puntos, para lo que tendrán que ganar más de doce encuentros.

“Lo más complicado es que solo ganes un encuentro, es más difícil que el hecho de que Depor gane 12 partidos”, afirmó. Y en lo tocante a la forma de lograrlo reconoció que, pese a la necesidad, la mejor manera tendría que ser dando buena imagen.

“Nadie va a dejar de querer ganar los tres puntos, pero la gente se iría con una sensación distinta si somos sólidos.  Ser un equipo caliente en la presión, solidario, apoyando al compañero y que cada uno dé el máximo por el equipo”, pidió el arquero herculino.

Comentarios