miércoles 26.02.2020

Javi Reyes: “En el Dinamo viví algo parecido a lo que le pasa al Depor”

Ex preparador físico del Depor
Javi Reyes presenció ayer el entrenamiento del Deportivo en la Ciudad Deportiva de Abegondo, donde atendió a este diario  | aec
Javi Reyes presenció ayer el entrenamiento del Deportivo en la Ciudad Deportiva de Abegondo, donde atendió a este diario | aec

Han pasado quince años, pero los gritos de Javi Reyes para motivar a la plantilla del Deportivo en los ejercicios físicos de las temporadas 2005-06 y 2006-07 con Joaquín Caparrós como primer entrenador resuenan aún en la Ciudad Deportiva de Abegondo. “¿Tan gritón era?”, cuestiona ahora al recordárselo. “A veces uno tiene una percepción de sí mismo diferente, pero por los comentarios que escucho, al final voy a creer que es cierto. En esa faceta no he cambiado. No sé vivirlo de otra manera, disfrutas y te alegras por cada momento que pasa”, explica.

Ayer regresó a esas instalaciones en las que acompañaba cada mañana a Caparrós y Luci. “Se me han quitado las canas. Por un instante ha sido mágico. Pero ya hablando en serio, he pasado momentos muy buenos aquí, los que viví aquellas dos temporadas con un grupo humano magnífico, tanto de staff y como de jugadores. Nos hicieron disfrutar mucho”, rememora. 

Abegondo mantiene la estética, pero ha cambiado el interior. “No he notado gran diferencia, se mantiene la misma distribución de campos y siguen estando fantásticos. Sí he visto el comedor, que me ha parecido un acierto. Desayunan y almuerzan allí y es acogedor, invita a ello. No es solo disponer del sitio, sino que es atractivo. Me ha parecido acertado y confortable”, relata.

Con Caparrós y Luci mantiene contacto, aunque no de forma habitual. “De vez en cuando nos escribimos. Al final, en tu día a día vas generando nuevas relaciones”, precisa.

Hasta noviembre, acompañó a Cosmin Contra, primero en el Dinamo de Bucarest y, posteriormente, en la selección de Rumanía. 

“Valoro esta etapa muy positivamente. Empezamos en el Dinamo y ahí salieron francamente bien las cosas. Cogimos al equipo en febrero, el equipo estaba en descenso y consigues darle la vuelta, algo parecido a lo que le está sucediendo al Depor. Fue una segunda vuelta increíble y llegamos a la última jornada disputándonos el título con otros dos equipos. Dependíamos de sus resultados y al final fuimos terceros, pero nos metimos en Europa, se consiguió ganar la copa y fue una experiencia fantástica. De ahí pasamos a  la selección. Fue un gran premio, porque entrenar a un país y, además, como Rumania, no deja de ser un gran reto y atractivo. Hemos jugado la Liga de las Naciones y accedimos a la repesca contra Islandia, que se jugará en marzo, pero Cosmin consideró que era el momento de dejar la selección”, aclara.

Cogimos al equipo en febrero en descenso y nos jugamos el título

Cerrada esa etapa en Rumanía ha vuelto a A Coruña. De aquí es su mujer y en ella nació su hija. “Tengo que aprovechar estos momentos, que luego, por circunstancias, no puedes venir. Estoy con ellas y aprovecho las otras horas para trabajar en lo mío, ver fútbol, entrenamientos y seguir teniendo contacto con compañeros. Soy de estar poquito quieto. De pequeño ya me decían que el techo de casa no se me iba a caer encima”, bromea.

En Abegondo se ha encontrado un Depor que no tiene nada que ver con el de hace un par de meses: “Los que estáis ahí podéis valorar muchísimo mejor que yo lo que está ocurriendo, pero son muchos factores para que esto haya sido posible. Una de ellas ha sido el cambio de entrenador, pero ha cambiado la dinámica y eso es producto de todos los  cambios que han surgido con una ilusión común por sacar al Deportivo de la situación en que estaba. Hay que felicitar a mucha gente, ya sea por dar un paso adelante o por aceptar dar un paso al lado. Han conseguido entre todos este resurgir. Y, por supuesto, ese paso lo ha dado también la afición. En una situación dramática, entendían todos que podían aportar”. 

El equipo ha salido del descenso y ahora está a caballo entre la permanencia y el sueño de acabar en playoff. Reyes prefiere no meter presión. Le recuerda a ‘su’ Dinamo. “No entendía la situación anterior, no acababa de comprenderla. La vivía desde la distancia, veía al equipo y me preguntaba qué está pasando. No suele ser una sola cosa, sino un cúmulo de factores. Ahora, restaría más que sumaría pensar en otro objetivo que no sea la permanencia. Si ha de llegar, será por la propia inercia. Yo ya lo he vivido en un club muy grande en que descender sería un drama. Allí, como aquí, se dieron los primeros pasos para salvarlo y con esos primeros pasos conseguimos una inercia y una dinámica con la que llegamos a disputar el título. Pero no es que se planteara un nuevo objetivo, sino que se trataba de disfrutar de cada partido después de haberlo pasado tan mal y por supuesto sin que eso se convirtiera en libre albedrío. No creo que sea el camino añadir una presión cuando faltan muchos partidos y bastantes puntos para conseguir la salvación. Que lo pueden alcanzar, pues sí podrían. Con la dinámica en la que están y la calidad que se ha sumado al equipo... Pero sin presión añadida, porque ya ha sufrido presión y no sería positivo una añadida”, insiste.

Volver a Abegondo, por un instante, ha sido mágico, muy buenos recuerdos

Ayer vio un entrenamiento con “buen ambiente”, con Pombo al mando de la parcela física. “Es un profesional que tiene mucha experiencia, sabe lo que hace y creo que ejecuta muy bien su trabajo”, destaca.

El ayudante de Vázquez tiene experiencia. “La edad no es limitante en nuestro trabajo. Eso es experiencia y, si tienes inquietud por la formación, es muy bueno. El problema es si piensas que lo sabes todo, porque esto va a una velocidad tremenda. Cada vez tenemos más elementos de juicio para detectar en qué punto está cada jugador”, apunta. Tanto el cuerpo técnico de Vázquez como el de Caparrós apostaron fuerte por el apartado físico en sus proyectos. “Intentamos poner ese físico al servicio de la idea y el modelo de juego del entrenador para desarrollarlo mejor. Cuando entras en una competición, si no tienes tanta riqueza técnica, el apartado físico equilibra”, arguye. 

En el Depor se habla de la posibilidad de recuperar a Fran o Valerón. Con el canario, coincidió. “Llevan al Depor muy dentro, han vivido muchos años y muchas cosas aquí. Es importante sentir el club y la ciudad a la hora de identificarse con un proyecto deportivo. Es un plus”, sostiene. Un plus que ahora, con una hija coruñesa, él también tiene. “Este es un gran club, una gran ciudad, pero volver al Depor no es cuando uno quiera, sino cuando se den las circunstancias”, razona el ex preparador físico deportivista.

Javi Reyes: “En el Dinamo viví algo parecido a lo que le pasa al Depor”
Comentarios