sábado 25.01.2020

Un empresario del sector naval para reflotar el club

Es el socio número 2.208 y fue atleta del Depor entre 1976 y 1988
El nuevo presidente del Deportivo, junto al empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián, quien es uno de sus principales apoyos  | quintana
El nuevo presidente del Deportivo, junto al empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián, quien es uno de sus principales apoyos | quintana

Con el club deportivista a la deriva, un empresario del sector naval, Fernando Vidal, pilotará en los próximos años la nave blanquiazul para intentar sacarla a flote.

Socio número 2.208 de la entidad herculina, el nuevo presidente blanquiazul dirige también la empresa Maritime Global Services y es consejero de la mayor naviera española y presidente de la Asociación Española de Empresas de Amarre (AEEA).

Además, fue atleta del Deportivo entre 1976 y 1988 y cuenta con experiencia en gestión deportiva porque presidió el Oar de Balonmano entre 1999 y 2007.

En enero del año 2014, junto a Tino Fernández, desembarcó en el el club blanquiazul como consejero tras lograr desbancar a Augusto César Lendoiro, que retiró su candidatura unas semanas antes.

En la entidad deportivista, que ese curso ascendió a Primera División, asumió el área deportiva dentro del Consejo de Administración y se apoyó en Richard Barral, con el que vuelve a contar en esta nueva etapa al frente del conjunto blanquiazul.

Vidal se fue alejando del primer equipo y se centró en el filial, al que logró ascender a Segunda B y confeccionar una plantilla que se clasificó para la promoción de ascenso.

Dimisión con Tino
Para entonces, él ya había presentado su dimisión (lo hizo a principios de la temporada 2017/18), aunque siguió atento al Deportivo.

Tras la dimisión de Tino Fernández en 2019, recabó apoyos, reflexionó y, finalmente, se postuló como candidato tras mantener una conversación con el entonces dirigente.

Se presentó en la Asamblea de Accionistas de finales de mayo con más acciones delegadas que el resto de los aspirantes, pero Paco Zas le derrotó con el apoyo de Tino Fernández y su junta.

A Vidal aquello le dolió especialmente porque, además, Fernández depositó sus votos en contra de su candidatura, algo que le llevó a criticar duramente esa jugada en una rueda de prensa posterior.

De hecho, llegó a considerar “ridículo” que Zas fuera presidente con 10.000 acciones (sin contar las de Tino Fernández y su Consejo).

Finalmente, la oportunidad volvió a presentársele con la dimisión de Zas en diciembre y ahí no se lo pensó.

De la mano de Abanca, principal acreedora del club, Vidal ha conseguido su objetivo de presidir el Deportivo, al que coge como colista de Segunda División y con una situación económica delicada que se complicaría aún más en Segunda B.

Apoyo de Abanca
Sin embargo, su proyecto con apoyo de la entidad financiera gallega, que ha adelantado cinco millones de euros en un préstamo participativo (se convertirá en acciones), parece asegurar la viabilidad económica del club, que afrontará una ampliación de capital y, en la práctica, en el futuro quedará con Abanca como principal accionista.

Comentarios