miércoles 25/11/20

Borja Granero: “Tras haberlo ‘sufrido’ me da mucha pena no poder disfrutar de Riazor”

Defensa central del RC Deportivo de La Coruña
El futbolista valenciano, de 30 años, ha superado sus molestias en la rodilla y podría regresar al once mañana en Guijuelo | pedro puig
El futbolista valenciano, de 30 años, ha superado sus molestias en la rodilla y podría regresar al once mañana en Guijuelo | pedro puig

En su primera campaña en el RC Deportivo, Borja Granero irradia felicidad. La de ver compensado todo su esfuerzo ‘picando piedra’ en clubes ‘menores’ hasta fichar por un ‘grande’ del espectro nacional, aunque sea en horas bajas.

A sus 30 años ejerce de veterano —sin presionar a los jóvenes talentos—, asume su rol de futbolista importante y no se conforma con el fútbol que viene practicando la escuadra de un Fernando Vázquez del que aprende su método didáctico cada día. Ambicioso y competitivo, no contempla otro objetivo que no pase por el ascenso a Segunda.

¿Cómo te estás adaptando a la ciudad?
Estoy muy contento, esta situación que nos está tocando vivir con la pandemia es un poco especial y difícil pero en el tiempo que he podido disfrutarla me está gustando mucho. Mi pareja y yo nos estamos adaptando muy bien.

¿Esperabas un club como el Depor que te encontraste?
Me habían hablado muy bien de él diversas personas pero desde el primer minuto que estuve en Coruña me he sentido un jugador querido, un futbolista ‘top’, una persona muy querida y ayudada por todos. Cuando llegas a una ciudad nueva se valora mucho todo ese respaldo.

Desde afuera se te ve muy distendido en los entrenamientos, con constantes bromas con jugadores como Héctor, Keko... ¿Se ha formado un grupo tan majo en la presente temporada?
Es importante que se cumpla el tópico de trabajo duro, serio... pero desde luego que no está reñido con el buen ambiente. Aquí da gusto trabajar. Nos esforzamos al máximo cada día pero es un placer hacerlo con una sonrisa porque somos unos privilegiados estando aquí. 

¿Qué tal te encuentras de tus molestias en la rodilla?
Muy bien, no era nada importante pero sí un poco latoso. Fue un impacto sobre el césped artificial y un gesto malo que hice. Me irritó un poco la rodilla y me generó líquido. Había que eliminarlo. Como dice el doctor, tenía un “catarro” y había que acabar con el moco. Ya no tengo ningún problema.

Ha sido una lástima para ti porque te ha cortado la continuidad...
No pasa nada, estoy contento por mi juego hasta el momento pero disponemos de una plantilla amplia, de garantías, en la que cualquiera puede jugar y hacerlo bien. Tengo ganas de volver y de seguir aportando.

Un único tanto recibido en cuatro partidos habla muy bien del trabajo defensivo de todo en equipo en general y de la defensa en particular...
Sí, el trabajo defensivo es de los once, al igual que en el ofensivo, en el que debemos darle una vuelta de tuerca a lo que estamos haciendo para seguir mejorando. Estamos contentos por no encajar y por que eso nos ayuda a ganar partidos.

Tú que lo tienes muy cerca en el campo, ¿es tan bueno Mujaid para su edad?
Tengo unas relaciones extraordinarias con él, tiene unas grandes condiciones; es un chavalito joven que posee un físico muy bueno y que sigue aprendiendo cosas a nivel defensivo. Hablo mucho con él. Creo que le digo cosas que le pueden venir bien. Algunas ideas las coge y otras no, porque es su decisión. Me parece un gran futbolista.

A tus 30 años, ¿actúas ya como un veterano dando consejos a los jugadores que están comenzando?
Yo solo doy consejos si me los piden, es muy importante diferenciar esa línea; la gente tiene que equivocarse y debe disfrutar de la posibilidad de elegir. Otra cosa es que tú veas que puedes ayudar en algo y entonces puedes ofrecer tu ayuda. El consejo no es necesario ni agradable cuando no te lo piden. Es recomendable esperar a que te lo pidan.

¿Entiendes que un sector de la grada, del entorno o de la prensa solicite que se practique mejor fútbol cuando los resultados son notables?
Claro que lo entiendo, esto es un club y una afición que no está acostumbrada a Segunda B, no conocen esta categoría en demasía; los partidos no son agradables de ver muchas veces, son partidos cerrados en los que se suele parar mucho el juego en ocasiones. La gente juega mucho a destruir y a nosotros por nuestra condición de ser el Depor y disponer de una gran plantilla se nos pide más, se suma un peso que hay que saber llevar. Somos conscientes de que estamos en proceso de crecimiento y dentro de este proceso estamos siendo capaces de sacar los resultados y de competir. Eso en esta categoría es muy importante.

Da la sensación de que la plantilla está sobrellevando la presión y las críticas mejor que el míster, que quizá se encuentre más a la defensiva...
No lo sé... El míster dispone de suficiente recorrido y suficientes batallas para tomárselo bien, creo que al final defiende su trabajo, nosotros creemos en su trabajo, desde luego. Habrá cosas que hagamos mejor y otras que no tanto, pero creemos en lo que hacemos en el día a día.

Siempre es comunicativo y didáctico con vosotros, ¿no?
Sí, claro, le gusta transmitir. El método de Fernando es así, hay que escucharlo porque tiene un gran recorrido y experiencia. A veces te da el camino pero uno tiene que andarlo. Estamos en ese proceso, como dije anteriormente. Estamos convencidos de su trabajo.

A nivel numérico, 10 de 12 puntos avalan vuestra labor...
La cosa está empezando muy bien, a nivel de puntos estamos fenomenal, pero hay que seguir mejorando en otros aspectos. La sensación de la gente tras los partidos debe ser diferente; he estado en clubes en los que por su importancia tenías que ser dominador de los partidos y practicar buen fútbol pero también es cierto que cuando subías no se acordaba nadie de cómo habíamos ganado los partidos.

¿Te ha sorprendido positivamente el nivel de algún compañero que no tuvieses controlado?
A la gente de la cantera de este equipo por edad no la conocía mucho, pero a otros como a Nacho o a Miku, con quien coincidí siendo muy joven en el Valencia, ya los tenía controlados. Sigo aprendiendo de compañeros que tengo aquí con trayectorias enormes como Álex, Celso, Keko, Eneko... Todos tienen algo que les ha hecho firmar grandes carreras. Con Eneko hablo mucho de fútbol y me gusta aprender sobre este deporte.

¿Te gustaría pasar a técnico cuando cuelgues las botas?
No, la mejor posición del fútbol es futbolista, no tengo la menor duda de esto.

¿Cómo se mejora la fluidez del juego ofensivo, que es un poco lo que más falta le hace al grupo?
Con entrenamientos, sabemos que es necesario echar horas de vuelo, queremos que la gente de centro del campo y de la delantera tenga confianza para atreverse a hacer más cosas y no crea que va a fallar o que va a salir mal. Ellos saben que creemos en ellos, que tienen toda nuestra confianza y que vamos a seguir mejorando.

Para el duelo de mañana en Guijuelo recuperáis a muchos efectivos, fundamentalmente en defensa, la línea más castigada este curso por las lesiones...
Eso es muy bueno para todo el equipo.

¿Te apena no poder actuar en partidos con público?
Mucha, he jugado con el campo de Riazor lleno y también vacío el año pasado. Es un campo especial, un ambiente de fútbol especial. Este año parecía que sí, me pusieron el ‘caramelito’ en el primer partido pero después no pudo ser. Me da mucha pena. Después de haber ‘sufrido’ a Riazor, ahora que lo podía disfrutar... pero no pasa nada, esperaré hasta que se pueda jugar con público.

¿Está siendo el Depor la guinda a tu carrera profesional?
Es un club muy grande, después de Recreativo, Racing, Extremadura... Cuando vine al Deportivo me dio igual la categoría. Empezamos a negociar un lunes y el martes ya estaba haciendo las maletas. Es un club muy importante, quiero hacerlo muy bien aquí porque es un reto importantísimo en mi carrera.

Por último, ¿qué reto personal y colectivo te marcas para la presente temporada?
En el aspecto personal me gustaría seguir creciendo en el Depor y haciendo las cosas bien, devolviendo toda la confianza que me están dando, y, en el colectivo, como el cien por ciento de la plantilla, lograr el objetivo que nos hemos marcado, que no es otro que el ascenso.
 

Comentarios