domingo 08.12.2019

El Bergantiños ya tiene campo

La Federación Española había ofrecido también las alternativas de Abegondo, A Malata y San Lázaro, pero el dirigente del club de Carballo confirmó finalmente que el duelo sería en Riazor
El estadio municipal de Riazor, antes de un partido del Depor  | quintana
El estadio municipal de Riazor, antes de un partido del Depor | quintana

La Federación Española de Fútbol ha ofrecido al Bergantiños, de Tercera División, cuatro alternativas para ser el escenario del partido de Copa del Rey del próximo 18 de diciembre ante el Sevilla, entre ellas, la del Estadio Abanca-Riazor, escenario que ayer mismo confirmó el presidente del club carballés.

Hoy mismo, un directivo del club de Carballo se reunirá con miembros del Deportivo para concretar el duelo. Se pone fin así a una situación incómoda para la entidad herculina, tras rechazar en primera instancia ceder el campo. De ahí que la RFEF emitiera ayer un comunicado en el que da 24 horas de plazo al Bergantiños para responder y, en caso contrario, será ella la que decida dónde se juega el partido.

La institución que preside Luis Rubiales asegura que el pasado 14 de noviembre informó por escrito al Bergantiños CF de que, una vez analizado el informe de situación de su estadio solicitado en el mes de agosto, se consideraba que el campo de Fútbol Municipal de As Eiroas no era apto para la disputa de partidos de Copa de SM el Rey.

El Bergantiños había pedido a la Federación que le expusiera los requisitos que no cumplía, ya que había iniciado los trabajos de mejora y consideraba que cumplía las exigencias.

Según la Federación, no hay distancia mínima de separación entre el terreno juego y los espectadores, no tiene los banquillos mínimos establecidos, la iluminación artificial es inferior a 800 luxes, no cuenta con controles de acceso ni rutas de entrada y salida, no cuenta con dependencias para la clínica de urgencia y carece de áreas de trabajo para los medios de comunicación.

La Federación instó al club a que buscase una instalación alternativa para la disputa del partido y el Bergantiños planteó jugar en el Estadio Sánchez Pizjuán de Sevilla.

El ente nacional considera que eso “supondría una adulteración de la competición ya que el estadio no cumple con el criterio de proximidad geográfica que sí ha sido tenida en cuenta en otras solicitudes similares” y “vulnera el espíritu del nuevo formato de esta competición”.

La Federación no entiende que el Bargantiños “manifieste que la disputa del encuentro en estadios situados a 50 o 90 kilómetros con un tiempo mínimo de 70 a 90 minutos de transporte supondría una ‘enorme dificultad’” y sin embargo propusiera el Pizjuán como escenario.

El órgano federativo señala que se puso en contacto con el Deportivo, que en un principio había rechazado la solicitud del Bergantiños de jugar en Riazor por culpa del mantenimiento del césped, y le había ofrecido la Ciudad Deportiva de Abegondo como alternativa.

La Federación agradece la “generosidad” del Deportivo y su presidente, Paco Zas, que ha ofrecido Riazor “anteponiendo su cariño a los aficionados al fútbol de Galicia”.

El Bergantiños tiene ahora sobre la mesa la Ciudad Deportiva de Abegondo, que cumple los requisitos y sería cedida de manera gratuita por parte del Deportivo; el Estadio de Riazor, el Estadio Vero Boquete de Santiago; y el de A Malata, en Ferrol. La Federación insta al club a que se decida en las próximas 24 horas por uno de esos escenarios.

Ante dicho plazo establecido por la Federación, la entidad carballesa tomó ayer por la mañana la decisión de emitir un comunicado de prensa a los distintos medios de la zona en el que se les informaba de que el partido de Copa del Rey ante el Sevilla se jugaría finalmente en el Estadio Verónica Boquete de San Lázaro, en Santiago.

Sin embargo, a las pocas horas se conoció la noticia de que la Federación había intentado mediar con el Depor para conseguir que el partido se pudiese disputar en el estadio de Riazor. Dicha mediación vendría motivada por la mayor facilidad que supondría  realizar una retransmisión televisiva en el fuedo blanquiazul, más habituado a ellas.

Al abrise de nuevo la opción de Riazor, el Bergantiños rectificó su comunicado y actualmente los dos equipos se encuentran negociando las condiciones para que el partido se pueda disputar finalmente en A Coruña. 

Según ha podido conocer este diario en los últimos días, a la Real Federación Española de Fútbol que preside Luis Rubiales no le han gustado las declaraciones de Chano Calvo, presidente del club carballés, en las que amenazaba con que lo mejor sería que el encuentro de Copa del Rey frente al Sevilla ni siquiera se llegase a disputar algo que no ocurrirá al ceder el Depor.

Comentarios