​Sergio Ortuño: “La etapa del Depor fue la mejor de mi vida”
lll
17º-23º

​Sergio Ortuño: “La etapa del Depor fue la mejor de mi vida”

El mediocampista del Valladolid Promesas (i), durante su etapa en el Deportivo juvenil | Patricia G. Fraga

Usuario

Centrocampista del Real Valladolid Promesas y exblanquiazul 


Uno de los pilares de la medular del Real Valladolid Promesas tiene pasado blanquiazul. Sergio Ortuño, que fichó por los pucelanos en enero procedente del Eldense —el equipo de su ciudad—, vistió la camiseta del Deportivo durante cuatro temporadas. Llegó al conjunto coruñés cuando era un cadete y siendo juvenil de tercer año dio el salto al Fabril, cuyo debut se produjo en la campaña 2017-18 en Segunda B. Ese curso disputó nueve partidos con el segundo equipo, pero a la campaña siguiente solo jugó dos encuentros y, aunque entrenaba con la escuadra coruñesa, jugaba con el Laracha, lo que le llevó a solicitar la cesión al Eldense. Al final de aquella temporada, se desvinculó del club herculino.


Demasiadas idas y venidas durante tu etapa blanquiazul.

Los primeros años fueron buenísimos porque siempre había sido titular, importante y era uno de los capitanes del equipo de División de Honor, pero llegó Carmelo del Pozo como director deportivo, puso a Tito Ramallo como entrenador del Fabril y decidieron que jugara con el Laracha porque no me veían preparado, cuando el año anterior ya había jugado varios partidos con el segundo equipo. Fue una decisión que no llevé muy bien anímicamente y tuve que irme a jugar a casa para reencontrarme con mi mejor versión.


¿No te concedieron las oportunidades que merecías?

Sí me dieron, sobre todo la temporada anterior a irme, que era juvenil y jugaba con el Fabril, pero llegó Del Pozo, que no confiaba en mí, y cuando alguien del club no confía en ti, se hace todo más complicado. Pero ese paso atrás me permitió dar otro hacia delante.


Te fuiste al Eldense a jugar en Tercera y ahora estás en Primera RFEF con el Promesas.

Los años que he estado en el Eldense, que está teniendo un crecimiento brutal, me han venido súper bien. Conseguimos el ascenso, yo jugué a buen nivel y llamé la atención del Valladolid. En el Eldense me querían, pero la oportunidad de jugar en un Primera RFEF, y encima en un filial de un equipo de Segunda División, ha sido un acierto porque las cosas me están saliendo muy bien.


Era juvenil y jugaba con el Fabril, pero llegó Carmelo del Pozo, que no confiaba en mí


Eres importante en el filial pucelano desde tu llegada.

Sí, quitando el primer partido, que fui suplente, todos los he jugado como titular, salvo uno que fui convocado por el primer equipo, aunque luego no jugué. Estoy muy contento.


En el Fabril coincidiste con Villares y Víctor García.

Sí, aparte son dos grandes personas y los saludaré el sábado, por supuesto.


¿Qué te parece que ahora haya mayor presencia de canteranos en el Depor?

Cuando el primer equipo estaba en Primera, era más difícil sacar chavales, pero en estos últimos años, que el club lo está pasando mal, ha salido una de las mejores promociones de juveniles del club, creo que la mejor de su historia. Están haciendo las cosas bien y es importante. Coincidí con Peke y Noel en la residencia y me alegra ver que se les da la oportunidad y, encima, lo hacen bien.


La derrota del pasado domingo os deja casi descendidos.

Nos fuimos muy fastidiados de Santander porque hicimos un partido buenísimo, sobre todo la primera parte, dominando y teniendo ocasiones, pero nos fue faltando frescura, en un momento de desconexión encajamos el gol y el equipo se quedó tocado. Pero mientras tengamos opciones, vamos a pelear, como hemos hecho siempre, porque hace dos meses llegamos a estar a 14 puntos de la salvación. Somos un equipo joven y estamos dando la cara cuando poca gente confiaba en nosotros.


El Depor está volviendo a encontrar las sensaciones y seguro que va a subir


¿Cómo está el vestuario de cara al duelo del sábado?

Siempre asusta un poco recibir al Depor porque es un club grande, un histórico y va a ser un partido muy difícil para nosotros. Pero ahora estamos muy bien en casa y tenemos que aprovechar nuestras ocasiones porque el Depor concede poco y arriba tiene mucho peligro, pero a ilusión no nos va a ganar y sería una victoria de prestigio.


Para ti será especial.

Sí, muy especial porque desde que me fui de allí es la primera vez que voy a jugar contra ellos. Siempre he dicho que la etapa del Depor fue la mejor de mi vida, la que más me hizo aprender y tengo buenos amigos en A Coruña. Le tengo mucho cariño al Depor y voy a disfrutar mucho el partido, aunque me hubiera gustado más que fuera en Riazor. Siempre le voy a desear lo mejor, excepto este fin de semana.


Solo le faltan dos puntos para sellar el segundo puesto.

Tiene la segunda plaza prácticamente asegurada, pero no se va a relajar porque una derrota suya y una victoria del Racing dejaría todo para la última jornada. Van a querer llegar lo mejor posible al playoff y seguro que vienen a muerte. Además, ahora están en una buena dinámica, así que esperamos al mejor Depor.


¿Cómo le ves para el playoff?

Tuvo un bache importante en ese tramo en el que perdió el liderato, pero espabiló y está volviendo a encontrar esas sensaciones que tuvo al principio de liga y estoy seguro de que va a subir. Y lo deseo.


¿Te ilusiona algún enfrentamiento en especial?

Me hace ilusión volver a enfrentarme con lo que es el club y la institución porque aparte de ser un club grande, es un equipo al que le tengo mucho cariño. Enfrentarme a ese escudo, después de haberlo llevado en el pecho y de haber sido capitán del Juvenil, va a ser especial.

​Sergio Ortuño: “La etapa del Depor fue la mejor de mi vida”

Te puede interesar