Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Miku Fedor, de más a menos, igual que el equipo

El atacante venezolano Nicolás Fedor Flores, ‘Miku’.
|

Después de haber concluido en forma el curso 21-22, con unas estadísticas más que aceptables de 7 dianas en 16 compromisos de Liga, el atacante venezolano Nicolás Fedor Flores, ‘Miku’, partía como un claro candidato a marcar la diferencia en un año más convencional en Primera RFEF, con 38 jornadas por delante para dejar constancia de su clase y sangre fría en la definición.


En efecto, el ‘7’ deportivista entró de lleno desde el primer minuto en los planes del míster Borja Jiménez, que siempre optó por concederle el puesto de referencia ofensiva, desplazando incluso a Alberto Quiles ligeramente a banda derecha.


Miku no tardó en devolverle la confianza a su preparador con tantos, como cualquier delantero prefiere hacer; ya en la jornada inaugural frente al Celta B (5-0) el internacional con la ‘vinotinto’ tuvo el honor de abrir la goleada.

 

El dato
Rubricó 12 dianas este ejercicio, solo tres tras el ecuador liguero

 

 


En las primeras apariciones de la temporada 21-22 continuó marcando la diferencia, con tres dianas en las seis primeras tiradas del torneo de la regularidad.


A sus 36 años, el artillero blanquiazul no daba síntomas de cansancio en absoluto, disputando normalmente la totalidad o práctica totalidad de los minutos.

 

 

 

1 Estadísticas más   que aceptables


Recapitulando acerca de sus números, el atacante tuvo el privilegio de tomar parte en 32 encuentros de la Liga, 26 de ellos como titular, acumulando 2.300 minutos de juego y anotando 12 tantos.


Sin embargo, la falta de reposo —apenas entró en las rotaciones de su entrenador— acabó por pasarle factura y en la segunda parte del campeonato su rendimiento comenzó a desfallecer.


Y es que una inoportuna lesión sufrida en las postrimerías del Deportivo-Cultural Leonesa (2-1) el 19 de marzo lo tuvo apartado de la titularidad más de dos meses, concretamente hasta el 21 de mayo, en el envite ante el Valladolid Promesas.


Cuando más falta hizo el acierto de los finalizadores, en la segunda vuelta y cuando el Racing de Santander más apretaba, Miku solo pudo sumar tres goles, un registro más que mejorable para un hombre de su talento.

 

 

2  Cuatro meses de sequía goleadora


El partido ante el Talavera en Riazor (1-0) supuso un punto de inflexión negativo para Miku en la campaña 22-23.


Y es que, aunque anotó el tanto de la victoria, marró una pena máxima y se quedó estancado algo más de cuatro meses en la faceta realizadora.


En efecto, desde el 9 de enero hasta el 14 de mayo —frente al Tudelano en A Coruña— no pudo perforar el marco rival.

 

 

3Sin pegada en las citas del playoff


En las contiendas más determinantes de la temporada, correspondientes a la promoción de ascenso frente a Linares (4-0) y Albacete (1-2) el futbolista suramericano tampoco hizo gala de su oportunismo.


Con un sabor de boca más que amargo, tras el fracaso de caer en su propio feudo después de haber ido por delante en el marcador ante los manchegos, Miku pudo haber puesto colofón a su militancia en el RC Deportivo de la manera más traumática. Con contrato hasta el 30 de junio, su renovación sigue en el aire. 

 

Miku Fedor, de más a menos, igual que el equipo