Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

David Barral: “Entiendo que me tengan un poco de tirria, pero no le guardo rencor al Depor”

El delantero gaditano (d), durante uno de sus enfrentamientos con el Depor en Riazor como jugador del Sporting de Gijón | aec
|

David Barral, delantero del DUX Internacional, se enfrentará al Depor seis años después de su último duelo con los coruñeses, como futbolista del Granada, y once desde el último gol que le marcó a los blanquiazules. Un tanto que prácticamente selló la permanencia en Primera del Sporting de Gijón, club en el que militaba en aquel momento, y que dejó a los herculinos, dirigidos por Miguel Ángel Lotina en aquel curso 2010-11, con un pie en Segunda División. Una diana acompañada de polémica por la celebración del atacante gaditano, que le sirvió para ganarse la enemistad de una parte del deportivismo para siempre.


Has protagonizado nueve duelos con el Deportivo, con un balance de cuatro triunfos y cinco empates, así que el domingo puedes sumar tu décimo sin perder.

Sí, siempre coincidimos en Primera y se me dio bien porque además de no perder, he marcado varios goles.


Tres para ser exactos. El primero abrió el 0-3 del Sporting de Gijón en Riazor el 26 de octubre de 2008. Un Depor que contaba con jugadores como Aranzubia, Colotto, Manuel Pablo, Filipe Luis, Guardado o Riki. ¿Lo recuerdas?

Cómo no me voy a acordar si fue mi primer gol en Primera. Fue de penalti. Vino mucha afición de Gijón, por lo menos 5.000 personas. Entre el Sporting y el Deportivo siempre ha habido un miniderbi muy sano porque las aficiones se llevan muy bien. Siempre que me he enfrentado al Deportivo ha sido un gusto.


Ese mismo curso marcaste de nuevo en la segunda vuelta, en el 3-2 en El Molinón.

También fue de penalti, aunque de ese me acuerdo menos. Recuerdo más el tercero por la importancia del partido, porque los dos nos jugábamos la permanencia, teníamos el agua al cuello y gracias a ese punto luego nos acabamos salvando, mientras que ellos bajaron a Segunda.


Sí, fue en la jornada 35 del curso 2010-11, en Gijón. Marcaste el 2-2 en el minuto 89 y luego vosotros acabasteis la liga décimos con 47 puntos y el Depor bajó a Segunda con 43. Tu celebración de aquel gol levantó polémica y te enemistó con el deportivismo.

Entiendo que a una afición no le guste que un contrario le meta un gol, y más uno que prácticamente les descendió a Segunda. Me tiraron una botella de agua, la cogí, bebí de ella, y por eso me tienen un poco de tirria, y lo entiendo.


¿Sientes algún tipo de animadversión desde entonces?

No le guardo ningún rencor, más bien lo contrario, buenos recuerdos todos.


¿Te dijeron algo los futbolistas de la escuadra coruñesa por aquel gesto?

Sí, Aythami y alguno más vinieron a decirme que les había faltado al respeto, pero yo no pensé que fuera nada malo.


¿No les faltaste al respeto conscientemente?

No era mi intención.


La tensión asfixiante pudo pesar en aquel encuentro.

Los finales de temporada siempre han sido muy tensos porque nos jugábamos el descenso los equipos humildes como el Depor, el Levante, el Recreativo... todos los que rondábamos por la zona baja. Siempre han sido partidos muy bonitos, muy disputados.


¿Qué te viene a la mente cuando piensas en el Depor de aquella época?

Que era un equipo con buenos futbolistas y temido, pero en aquellas temporadas los sportinguistas éramos muy valientes, siempre afrontábamos los partidos con la máxima ilusión y le plantábamos cara a los equipos de mitad de la tabla para abajo, porque Madrid y Barça jugaban en otra liga.


Colotto, Lopo, Aythami y Laure son los que más guerra me dieron


¿Qué deportivista te lo hizo pasar peor?

Colotto y Lopo eran la pareja de centrales que siempre me marcaba, y luego también estaban Aythami y Laure. Son los que más guerra me dieron.


¿Te resulta extraño enfrentarte ahora a los blanquiazules en la tercera categoría?

Me da pena que el Depor esté ahí cuando es un club, una ciudad y una afición de Primera, pero espero que pronto vuelvan a estar más arriba.


Tienes 38 años y una trayectoria muy amplia, con 221 partidos en Primera, 79 en Segunda, un centenar de encuentros en la tercera categoría, además de haber jugado en Turquía, Emiratos Árabes, Chipre y Japón. ¿Qué te aporta la Primera RFEF?

Con los años, como todo en la vida, el fútbol se va acabando y he decidido jugar en categorías más pequeñas porque es lo que toca y me aporta tranquilidad. Intento que seguir compitiendo sea un hobby porque me lo paso bien, tenemos un buen grupo y sigo motivado.


Has jugado 13 partidos de liga y llevas tres goles. Pareces incombustible.

Sí, gracias a Dios el físico me acompaña. He sufrido pocas lesiones, pocas molestias y eso es lo que me mantiene vivo porque la calidad nunca se pierde (se ríe).


El Depor lleva once jornadas seguidas sin perder. ¿Asusta?

Es el máximo favorito a quedar primero, pero nosotros tenemos gente joven y la ilusión, que nunca la perdemos.


¿La hierba artificial puede perjudicar a los herculinos?

No sé si le perjudicará al Depor, pero a nosotros sí, desde luego, porque no hemos sacado muchos puntos en casa.


¿Cuál puede ser la clave?

El acierto porque es un partido que va a estar igualado. Es un campo pequeño, así que es posible que haya muchos balones aéreos. Veremos a ver.


Alfredo podría ser el entrenador perfecto para ellos


Alfredo Santaelena es uno de los máximos ídolos del deportivismo. ¿Cómo es como entrenador?

Si el Deportivo quiere llegar rápidamente a categorías superiores, Alfredo podría ser un entrenador perfecto para ellos.


Veo que le tienes mucha estima.

Para mí es un entrenador espectacular, sobre todo cómo lleva el grupo. Todos estamos encantados con él.


Coincidiste con Rafa de Vicente en el Racing de Santander hace tres temporadas. ¿Cómo le recuerdas?

Él aportó su granito de arena para que ascendiéramos a Segunda y pasamos buenos momentos. Como futbolista es un mediocentro jugón, le gusta tratar bien el balón. Es muy buen chaval y le tengo mucho cariño.

David Barral: “Entiendo que me tengan un poco de tirria, pero no le guardo rencor al Depor”