Lunes 23.04.2018

Los mejores céspedes artificiales para un campo de fútbol

Te ayudamos a saber lo fundamental para elegir con acierto.

 

Cesped artificial
Cesped artificial
Los mejores céspedes artificiales para un campo de fútbol

Tanto en jardines como en instalaciones deportivas, sobre todo en estas últimas, el uso de sintéticos para vestir el suelo se está convirtiendo en una tendencia cada vez más fuerte. Los avances de la tecnología en la materia y las propiedades de los materiales empleados están consiguiendo que el césped artificial poco a poco se imponga al natural.

En los hogares se está asentando, pero en el ámbito deportivo ya es un referente. La inmensa mayoría de campos de fútbol, por ejemplo, cuentan ya con este sistema por todas las ventajas que ofrece y por las facilidades que supone para su mantenimiento. Debido a esto, cualquiera que se plantee dar forma a una instalación orientada a este deporte, cuenta como baza principal con este tipo de césped. Sin embargo, hay que saber cuál elegir para no tener problemas.

Dentro de los céspedes artificiales hay varias clases que conviene conocer. Todos parten de una base similar, pero la densidad lineal de las fibras, así como la del césped en sí, obliga a comprobar ambos elementos antes de proceder a colocarlo en la instalación. Hay empresas, como Intercésped, que te asesoran sobre ello directamente a la hora de pedir presupuestos; pero también es posible que quieras buscar por tu propia cuenta y, en ese caso, vamos a ayudarte.

Las variantes dependen de la intensidad de uso y la exigencia que se tenga sobre la superficie o, como se suele decir, el "castigo" que sufrirá a consecuencia de las actividades que se desarrollen sobre él. Lo ideal es perseguir siempre un balance entre el Dtex (densidad de la fibra) y las puntadas (densidad de césped) que sea adecuado. Aquí tienes una pequeña clasificación según empleo, teniendo en cuenta que la altura debe ser siempre de 40, 50 o 60 mm.

Uso intenso y muy exigente

Para este tipo de situaciones, lo mejor es contar con un césped artificial que se mueva entre los 12.500 y los 11.000 Dtex y las 9.450 y las 8.820 puntadas. A ser posible, busca que sean de filamento único y cóncavo, con un nervio central.

Uso moderado y exigencia moderada

La cantidad del Dtex puede permanecer como en el apartado anterior, pero el número de puntadas se puede reducir por debajo de las 8.000, nunca debajo de las 7.500. En esta ocasión, las fibras monofilamento y la prefibrilada son válidas, incluso cuando lo que se desea es un uso particular.

Los mejores céspedes artificiales para un campo de fútbol
Comentarios