Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Gonzalo Fernández: “¿Si me siento respaldado por el club? No tengo dudas en ese sentido”

Gonzalo Fernández, entrenador del Coruxo, en el partido de esta temporada en A Lomba ante el Arosa | Diario de Arousa
|

El Coruxo tiene 10 puntos. Es antepenúltimo. Solo el Ceares y el Llanera, dos de los asturianos recién ascendidos, están peor clasificados. A 17 del líder y a diez del grupo perseguidor, está muy lejos de cumplir las expectativas marcadas a antes de empezar la temporada. Mañana (As Eiroas, 19.00 horas) visita al Bergantiños y el entrenador Gonzalo Fernández (Oia, 1.987) analiza el momento de su equipo.


¿Qué es lo más difícil de digerir de la situación que atraviesa el Coruxo?

Lo más difícil es que acaban los partidos sin ver que eres inferior al rival. En muchas ocasiones, haciendo mejor partido nos hemos ido con un empate o con una derrota. El trabajo que estamos haciendo no está teniendo el premio que nos gustaría.


En junio, los titulares decían que Gonza Fernández llegaba al Coruxo para llevarlo a Primera RFEF.

Si el objetivo es ambicioso y las cosas no van como esperas se puede pensar que aquellos mensajes que se lanzaban eran precipitados. La categoría nos dice que está siendo muy igualada y que cualquier detalle o error que cometes te penaliza. Eso lo que le está pasando al Coruxo en este inicio de liga. Debemos hacer todavía más cosas bien para poder ganar y estar en los puestos que queríamos al inicio.


Dice que el trabajo que están haciendo no está recibiendo premio. ¿Es una cuestión de efectividad?

El equipo ha mejorado mucho y está haciendo muchas cosas bien, pero una nos está penalizando una barbaridad: la falta de acierto. Debemos tener tranquilidad, ser capaces de rentabilizar mejor nuestras ocasiones y ser mucho más efectivos, algo que en lo que estamos trabajando para darle la vuelta a la situación, pero sin dejar de lado lo que estamos haciendo bien.


Se dice que de las situaciones complicadas se aprende mucho más.

Estoy de acuerdo con esa afirmación porque las situaciones complicadas te obligan a buscar soluciones y no solo de lo que tiene que ver con el juego sino también con lo mental. En lo futbolístico, el equipo hace muchas cosas bien pero los resultados no reflejan esas buenas sensaciones. Recibimos un mazazo cada fin de semana y eso implica que haya que levantar al equipo. Lo estamos consiguiendo porque el equipo compite mejor según cada plan de partido, pero los resultados están ahí y debemos ser más efectivos de cara a portería rival para poder sumar de tres.


Tenemos a los jugadores adecuados para llevar a cabo la idea en la que creemos


En el fútbol, los resultados mandan. ¿Percibe que está en peligro su puesto?

No tengo ni idea de eso. Yo sigo haciendo mi trabajo e intentando que el equipo compita cada domingo, que esté cada vez mejor y que dé buenas sensaciones con las armas que tenemos. Es una cuestión de rachas y de dinámicas de las que es difícil salir pero, cuando lo haces, sales mucho más reforzado que en una situación cómoda. A pesar de los resultados, creo que todos tenemos confianza en lo que estamos haciendo. Debemos ver que somos capaces de ganar A partir de ahí, todo va a ser mucho más fácil de llevar y se van a ver mejores resultados.


¿Se siente respaldado por las personas que mandan en el Coruxo?

No tengo ninguna duda en ese sentido. Me dejan trabajar de una forma muy tranquila y noto apoyo. La situación es complicada por los resultados porque llevamos tiempo sin ganar y necesitamos los tres puntos, pero el equipo cree en una idea y en el plan de partido que se trabaja cada semana. Sabemos que tenemos necesidad de puntos pero, como decía antes, cuando salgamos de esta mala racha lo haremos muy reforzados.


¿Qué diferencia al Coruxo del Choco?

Al estar en una categoría más alta y llegar a un club nuevo con un grupo nuevo, te autoexiges más si cabe porque quieres que las cosas salgan bien y porque tratas de devolver la confianza a quien te ha dado la oportunidad de poder trabajar en este club. Quizá noto más exigencia porque competimos en una categoría superior y por la historia que tiene el Coruxo.


Los resultados no son positivos pero, ¿qué valoración hace del juego de su equipo?

La evolución del equipo es clara y hay una diferencia importante del principio de liga a la actualidad. Hacemos muchas cosas bien o mejor de lo que las hacíamos antes. En ese sentido estoy contento, pero los resultados están ahí.


Es muy difícil que no ganemos partidos; hacemos muchas cosas bien


¿Ha tenido que modificar su modelo de juego inicial por los malos resultados?

No nos hemos equivocado con el modelo porque tenemos a los jugadores adecuados para llevar a cabo la idea de juego en la que creemos. Analizamos y matizamos aspectos que nos han podido perjudicar o que no nos estaban dando todo lo que creíamos que nos tenían que dar, pero la idea es buena. Haciendo análisis de los partidos, somos conscientes de que generamos más que el equipo rival y que el rival cada vez nos genera menos aunque los resultados digan otra cosa.


¿Ha podido ver al Coruxo que tenía en mente antes de empezar la liga?

En los partidos del último mes, que coinciden con la puntuación más baja desde que empezamos, se ha visto a un Coruxo que compite cada domingo con una idea clara de juego pero con variaciones matizando situaciones y sistemas en función del contexto de cada partido. Estoy contento por cómo se está entrenando y por cómo se está jugando sin olvidar que los resultados son los que mandan.


¿Qué valor le da Gonzalo a los dibujos tácticos?

No es que no le dé importancia a los sistemas, pero creo más en ocupar los espacios que nos interesa, ya sea porque el equipo rival los deja en zonas que detectamos o porque a nosotros nos interesa ocuparlos para hacer daño. En ocasiones cambiamos sistemas –jugar con un punta o con dos, jugar 2+1 o 1+2 en el medio en función de cómo creemos que podemos hacer más daño– pero no es tanto la elección de un esquema u otro sino la ocupación de espacios para hacer daño al rival y que el rival no nos haga daño a nosotros.


El ‘pichichi’ del Coruxo lleva dos goles. ¿Esa debilidad también es responsabilidad del entrenador?

Estoy muy contento por cómo están entrenando y afrontando cada partido todos los jugadores. Es una cuestión de momentos. A veces ganas partidos y marcas goles sin merecerlos y en nuestra situación nos está costando mucho ver puerta. Somos conocedores de se problema, sabemos que tenemos que mejorar y estamos intentando hacerlo para poder ganar partidos.


El Coruxo tiene futbolistas de mucha calidad y experiencia en su plantilla. ¿Cuál es el problema entonces?

No sé cuál es esa tecla que hay que tocar, pero nosotros estamos intentando hacer todo lo posible para mejorar, sobre todo, los números de cara a portería rival porque es lo que más nos está penalizando. Tal y como estamos jugando es muy difícil que no ganemos partidos porque competimos bien y hacemos muchas cosas bien. Tenemos que seguir insistiendo.


Al llegar a un equipo en el que hay jugadores que llevan tantos años en el club, ¿tiene que adaptarse a ellos o son ellos los que deben adaptarse al entrenador?

Es una mezcla de los dos factores. Ellos me pueden ayudar mucho pero yo debo intentar ayudarles a ellos a crecer y a ser mejores. Todo eso irá en beneficio del colectivo.


¿De qué manera le ha afectado al equipo no jugar ni un solo partido en O Vao?

Cada equipo se hace fuerte en su casa y el Coruxo, en las últimas temporadas, fue muy sólido en O Vao. Desgraciadamente, no hemos podido jugar en nuestro campo y es probable que nos esté afectando esa situación porque, aunque no hemos sufrido muchas derrotas en casa, tampoco hemos sido capaces de ganar. Desde el principio sabíamos que era lo que nos tocaba y que teníamos que adaptarnos mientras esperamos el día de poder volver a O Vao para poder sentirnos otra vez en casa y hacerlo volver de la mejor manera.


¿Considera que han jugado fuera toda la temporada?

Sí. No entrenábamos en el campo en el que jugábamos y la afición, aunque estuvo increíble cuando jugamos en Ponteareas y en el último partido en Fragoselo, no estaba en su casa. Pero, como he dicho, sabíamos que teníamos que adaptarnos y que teníamos que jugar con eso. Intentamos hacerlo de la mejor manera posible para sacar el mayor rendimiento posible.


¿Por qué cambió Pardellas por Fragoselo el Coruxo en su último partido en casa?

La idea era tratar de estar más unidos en Fragoselo, que tanto afición como jugadores apretáramos un poquito más. Además, Fragoselo es el campo en el que entrenamos todos los días y entendíamos que los jugadores se sentirían más cómodos.


En ningún momento pienso que puede ser mi último partido


MAÑANA, CONTRA EL BERGANTIÑOS


Quizá el de mañana no sea el rival más accesible para que el Coruxo inicie una racha positiva. El Bergantiños es cuarto con los mismos puntos que el segundo.


¿Es As Eiroas el peor escenario para desarrollar la idea de juego del Coruxo?

Ya no solo por el campo sino por el estado del Bergantiños. Está haciendo una temporada muy buena y llega con un nivel anímico alto después de ganar en el 90 en Segovia. Más que el escenario, el equipo rival nos va a poner las cosas muy complicadas para llevar a cabo cualquier idea y tenemos que adaptarnos lo más rápido posible para poder conseguir los tres puntos.


Campo de césped sintético, no muy grande y con un rival al alza. ¿Cómo se combaten todos esos factores?

Entrenamos en un campo de hierba artificial y, sabiendo que ellos están con un nivel anímico muy alto, tenemos que demostrar todo lo que nos jugamos llevando a cabo nuestro plan de partido para que se decante hacia nuestro lado.


¿Cambiar el estilo para un partido es un error o una forma de competir mejor?

Tal y como estamos jugando los últimos partidos, con resultados malos pero sensaciones buenas, dar un volantazo en cuanto al estilo sería jugárnoslo todo a una carta. Evidentemente, habrá matices y situaciones que deberemos tener en cuenta, sabiendo el campo al que vamos, en función de las particularidades que tienen el rival y el escenario en el que jugaremos pero la idea no debe cambiar mucho.


La mayoría de entrenadores dicen que no les sorprende la situación del Bergan, pero en realidad sí es sorprendente.

Me llama la atención la capacidad que tiene para competir durante los 90 minutos. Exige muchísimo a sus rivales. Ha habido más de un partido que ganaron o empataron en el descuento y es un factor a tener muy en cuenta porque significa que no podemos relajarnos en ningún momento. Todos sus jugadores aprietan y suman y, a medida que los partidos se rompen, ellos se sienten más cómodos. Intentaremos que el partido no entre en ese escenario porque el Bergantiños tiene futbolistas que pueden hacer gol con mucha facilidad y lo está aprovechando.


¿En algún momento se le pasa por la cabeza que podría ser su último partido como entrenador del Coruxo?

No, en ningún momento.


¿Le incomoda o percibe que hay entrenadores tratando de ocupar su puesto?

Ni lo noto ni lo sé. No estoy atento a esas cosas. Estoy centrado en intentar sacar los tres puntos cada fin de semana y es lo único que me preocupa. 


Es más seis que ocho; más posicional que llegador


YAGO GANDOY

A finales del pasado mes de agosto y después de realizar la pretemporada a las órdenes de Borja Jiménez, Yago Gandoy salió cedido del Deportivo al Coruxo.


Gandoy no es titular indiscutible. ¿Por qué?

A Gandoy le faltaba continuidad, en el Coruxo la está encontrando y es un futbolista que va a más. Estoy muy contento con él porque entrena muy bien y los partidos en los que no entró, más que por decisiones técnicas, fue por molestias físicas. Con continuidad puede hacer muy buen papel en cualquier equipo.


¿Cuál es su posición: ‘ocho’ o ‘seis’?

Para mí es más ‘seis’ que ‘ocho’. Es un jugador más posicional que llegador, que le gusta participar en la salida de la pelota. Me ha sorprendido su trabajo a nivel defensivo porque recorre muchos metros, incluso a veces de más. En definitiva, es un futbolista completo tanto con balón como sin balón.

Gonzalo Fernández: “¿Si me siento respaldado por el club? No tengo dudas en ese sentido”