Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Paiosaco - Laracha: un derbi siempre será un derbi

En el último derbi, que también se celebró en A Porta Santa, Paiosaco y Laracha eran equipos de Tercera División | raúl lópez
|

El de esta tarde (17.00 horas) en A Porta Santa es más un derbi de aficiones –de personas/socios que se ven con regularidad cada semana– que de jugadores. La rivalidad existe entre las aficiones y no tanto entre los futbolistas. Son pocos los peisaqueses en el Paiosaco y casi ningún larachés en el Laracha. Pero un derbi siempre es un derbi.

El Paiosaco, bajo la dirección técnico de Diego Armando García, parte como favorito en esta ocasión. La pasada temporada competía en Tercera y en la presente tiene una de las mejores plantillas de toda la Preferente. Mantiene el bloque de la pasada campaña y ha incorporado elementos interesantes como, por ejemplo, el delantero Cristian Quintás, máximo goleador con dos dianas y titular en cuatro de las cinco jornadas. El conjunto verdiblanco cuenta, para este partido, con las bajas de Ventola y Beto y el alta de Modia.

El Laracha, penúltimo clasificado con tres puntos y tres derrotas consecutivas, afronta el choque con las bajas del central Picos y del mediocentro Parafita. Alejandro Álvarez ensayó un 1-5-4-1.



El último derbi


El 21 de abril de 2019 se disputó en A Porta Santa el último derbi entre Paiosaco y Laracha. Era la jornada 33, faltaban seis para el final. Ambos equipos en la parte baja de la clasificación, pero el Laracha tenía un punto más que el Paiosaco. Se adelantó el equipo de Óscar Gilsanz, filial del Fabril en un experimento fallido que se llevó a cabo aquella temporada, con un gol de Adri Castro. Minuto 19. 0-1 con el que se llegó al descanso. El conjunto de Juan Riveiro, que encaraba el primer ejercicio de su historia en Tercera tras un ascenso imborrable, estaba contra las cuerdas. Pero había cerca de mil espectadores en A Porta Santa que llevaron en volandas a los de la camiseta verdiblanca tras el paso por vestuarios. A pesar de contar con dos veteranos de la talla de Antonio y Angeriz, el Laracha tenía un equipo extremadamente joven y no pudo hacer nada ante el acierto a balón parado del Paiosaco. Primero fue el mediocentro Javi Fuentes y después el delantero Adrián Otero los que, en menos de diez minuto (66 y 73), dieron la vuelta al marcador. Los peisaqueses ganaron por 2-1, guardaron los tres puntos en A Porta Santa. 

Paiosaco - Laracha: un derbi siempre será un derbi