Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Alcaraz sobrevive; Muguruza se queda en octavos

Alcaraz firmó un histórico triunfo, en las antípodas del logrado ante Stefanos Tsitsipas
|

Carlos Alcaraz logró un triunfo histórico ante el alemán Peter Gojowczyk, por 5-7, 6-1, 5-7, 6-2 y 6-0 , que le convierte en el tenista más joven de la Era Open (desde 1968) en alcanzar los cuartos de final del US Open, en tanto que Garbiñe Muguruza, novena cabeza de serie, se despidió en octavos de final.


El joven murciano ganó esta vez en las antípodas de Stefanos Tsitsipas. Si contra el Nº3 mundial asombró por su brillantez, frente al Nº141 (y procedente de la previa) lo hizo por madurez.  Una madurez que, como en la vida, tardó en llegar.


Alcaraz entró en la pista aceleradísimo, como queriendo acabar con Gojowczyk por la vía rápida. Y se topó con un rival, de 32 años, con oficio y un saque y un resto notables, que se anotó una primera manga trufada de roturas de servicio, un anuncio de lo que sería el resto del encuentro: 20 saques robados, 13 de ellos por el español, que en la segunda lo hizo en tres ocasiones.


El 6-1 volvió a acelerar a Carlos, que en el tercer set empezó un particular calvario con el saque, mientras que el germano se mostró muy certero con el suyo y volvió a hacer pupa con el resto, no demasiado potente pero sí muy profundo, que Alcaraz no supo cómo sacarse de encima. 


Comenzó el cuarto, y con él un ejercicio de supervivencia. Gojowczyk se anotó el primer juego y Alcaraz solicitó al fisio, aunque no inmediatamente, sino para el siguiente cambio de lado. Cuando le trataron del muslo izquierdo ya estaba por delante (2-1) . Y cuando volvió a la pista ganó su tercer juego consecutivo. Una racha cimentada en otro tenis, el de desgaste al rival desde la trinchera. El germano se perdía en los peloteos largos. Y tras el 1-3 pidió fisio. También le trabajaron el muslo izquierdo, aunque sin el efecto deseado. Porque su problema era que este era su séptimo partido en el torneo, tres más que Alcaraz.


En principio pareció que Gojowczyk se dejaba ir para guardar fuerzas de cara a la quinta manga. Pero la realidad es que su cuerpo había dicho basta. En los seis últimos juegos del choque apenas se movió y acabó varado en la pista más tieso que un palo. Alcaraz, que se limitó a meter saques y la bola en el campo rival, se medirá en cuartos al  decimotercer favorito, el canadiense Felix Auger-Aliassime, que superó al estadounidense Frances Tiafoe por 6-4, 2-6, 7-6(6) y 6-4.


Por su parte, Muguruza sigue sin pasa de octavos de final en Flushing Meadows, tras caer por 3-6 y 6-7(4) ante la vigente campeona de Roland Garros, la checa Barbora Krejcikova (8), en un duelo no exento de polémica


Con 6-5 para la española, su rival se fue al vestuario aduciendo problemas respiratorios. Ocho largos minutos tardó Krejcikova en volver a la pista. Y Garbiñe no lo olvidó. En el saludo final en la red le dijo a la tenista centroeuropea que lo que había hecho "es muy poco profesional". Polémica al margen, el caso es que la caraqueña llegó tarde al partido y que la checa está en el mejor momento de su carrera. Buscará el billete para semifinales contra la Nº2 mundial, la bielorrusa Aryna Sabalenka, que se impuso por 6-4 y 6-1 a la belga Elise Mertens. 

Alcaraz sobrevive; Muguruza se queda en octavos