Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Campeones en el escaparate

Mendes y Amatriain celebran sus éxitos en la playa de Pantín hace ya una semana Kiko DelgadoEFE
|

Ha pasado ya una semana desde que se terminó el Abanca Pantín Classic Galicia Pro, pero Carolina Mendes y Adur Amatriain todavía no se han despertado del sueño. Los campeones de la 34ª edición han inscrito su nombre en la historia de la prestigiosa prueba ferrolana y también en el escaparate del mejor surf del planeta. Desde Pantín para el resto del mundo.

“Ganar en Pantín es un sueño hecho realidad”, confesó la portuguesa Mendes, que en la final se impuso a la canaria Melania Suárez gracias a su prestación en la última ola: “He tenido paciencia y he sabido esperar por la ola adecuada. He esperado y rezado por esa última ola que me dio la oportunidad. Fue increíble”, recuerda la lusitana.

No era la primera vez de Carolina en Pantín, pero sí fue la primera que se proclamó campeona, segunda en una prueba de las Qualyfing Series de la World Surf League desde Zarautz en 2017. “Ha sido una semana larga y con muchas emociones, pero estoy muy feliz con esta victoria y me da mucha confianza para las próximas competiciones”, declaró.

“Me gusta Pantín porque está cerca de Portugal, entiendo casi todo en español y lo disfruto mucho. Para mí es ahora un sitio especial y trataré de volver en los próximos años”, reconoció Mendes, que en mayo ya fue tercera en el Estrella Galicia Caparica de las QS en su país.



Objetivo: selectividad


Si el triunfo de Carolina Mendes, una habitual en el escenario internacional, ya fue una sorpresa, mucho más inesperada fue la victoria de Adur Amatriain, guipuzcoano de 17 años que se impuso a profesionales como Artiz Aranburu, Rubén Vitoria o el francés Joan Durú, este último en la final.

“Todavía no lo he asimilado. Ganar un QS contra todos estos surfistas es una pasada”, expresó el vasco, revelación en Pantín y que este año ya ganó la primera prueba del Junior Tour en La Torche (Francia).

“Todavía no he pensado en mis próximos objetivos. Le doy un 90% de importancia al deporte y 10% a los estudios. A mi madre no le hace gracia, pero creo que me perdonará no estudiar tanto si me siguen saliendo las cosas tan bien en el surf”, indicó Adur entre risas. La selectividad y el Junior Tour son las citas más importantes en su futuro más cercano. 

Campeones en el escaparate