Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Uxigol está de vuelta

Uxío da Pena Gutiérrez jugó dos temporadas en el Fabril de Segunda División B | pedro puig
|

Uxío da Pena Gutiérrez (30 años) se convirtió esta semana en nuevo futbolista del Bergantiños. Procedente de un Salamanca que consiguió el objetivo de la permanencia en Segunda RFEF, el delantero centro lucense apuntala una plantilla a la que le hacía falta un jugador de sus características, prácticamente ideales para los partidos que se disputen en As Eiroas, el único campo de césped sintético de Galicia en la categoría.

Todas incorporaciones y las renovaciones que ha hecho el Bergantiños hasta el momento han sido importantes. Todos son futbolistas de la confianza del que los va a poner o sentar, de José Luis Lemos, pero la incorporación de Uxío da empaque al proyecto del club carballés, que no dejará de ser un recién ascendido a pesar de estar confeccionando una plantilla interesante. Con el fichaje de Uxío, el Bergan pasa a contar con un futbolista que ha disputado las cuatro últimas temporadas en Segunda División B, algo que ningún otro lo ha hecho. Además, incorpora a una pieza con unas características que, hasta el momento, no había en As Eiroas. El más parecido fue Tarí la pasada campaña, pero no dio resultado, que es lo que se espera de Uxío.


EXPERIENCIA
El delantero lucense ha jugado cuatro campañas consecutivas en Segunda B 



¿Habrá gente que le ha perdido la pista a Uxío da Pena en los últimos años? Probablemente los seguidores de la Tercera División, categoría en la que el punta enamoró antes de iniciar una andadura de cuatro temporadas en Segunda B. El nuevo delantero del Bergan se marcó una campaña de récord en la 2016/17 en el Cerceda, con el que no llegó a ascender, pero se cargó el equipo a la espalda y concluyó con 27 goles, una cifra que no repetiría más, básicamente porque, desde entonces, no ha vuelto a tocar la Tercera. Solo ha aceptado ofertas de Segunda División B. La primera, la del Fabril, con el que fue subcampeón de grupo peleando hasta la última jornada por esa primera plaza que sería histórica. La segunda, también en el filial del Depor, fue más complicada: se fueron de los futbolistas que destacaron el curso anterior –Uxío no– y el equipo se resintió hasta confirmar su descenso. Pero no le faltaron opciones al atacante de Lugo afincado en A Coruña. El Salamanca le presentó una oferta prácticamente irrechazable, hizo las maletas y estuvo un par de años en la entidad charra. No fueron sus mejores años por las lesiones, algo que ya debe estar totalmente olvidado. De hecho, en la segunda parte de la última temporada ejerció de revulsivo en gran parte de los encuentros.

En las últimas semanas tomó la decisión de regresar a Galicia y, además del interés del Bergan, otros clubes le pidieron que esperase. No quiso. Entendió que la opción de As Eiroas es positiva para su futuro y dio su palabra al presidente Chano Calvo.

Para los que le han perdido la pista, ¿qué tipo de futbolista ficha el Bergantiños? Un delantero centro muy poderoso físicamente, con un excelente juego de espalda, que hace casi imposible que los centrales rivales le puedan anticipar, que es un especialista descargando el balón de cara y, sobre todo, a los costados, que a pesar de su corpulencia no deja de tirar desmarques para estirar a las defensas contrarias, que domina a la perfección el juego aéreo, que no es egoístas en el área y que aporta en el balón parado tanto defensivo como ofensivo.

Si está al 100% será uno de los destacados del grupo. La única duda será saber cuánto tarda en coger el ritmo y que gane confianza con minutos jugados y, sobre todo, con goles, que son los que alimentan a los delanteros.

Uxigol está de vuelta