Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Un Young monumental le roba el factor cancha a los Bucks

Más allá de los numerazos, Trae Young se adueñó del partido y tiró de los Hawks en los momentos complicados
|

Mike Budenholzer, actual técnico de los Bucks, lo era de los Hawks en la temporada 2014/2015, la última vez que el equipo de Atlanta jugó unas finales de Conferencia. Las perdió por 4-0 contra los Cavaliers. Budenholzer no tenía entonces a Trae Young, principalísimo artífice del 113-116 con que los pupilos de Nate McMillan empiezan robando el factor cancha.


El joven base dinamitó el primer encuentro de la serie con 48 puntos, 7 rebotes, 11 asistencias y la sensación de que se jugó a lo que él quiso. Los Bucks, con Giannis Antetokounmpo (34, 12 y 9) como contrapunto, dejaron escapar en los últimos cuatro minutos una renta de 7 puntos (105-98), la tercera más amplia de un partido tremendamente igualado.


Young y su escudero John Collins (23 tantos y 15 capturas) se encargaron de anular el déficit y Clint Capela (12 y 19) de poner a los Hawks con superávit (111-112) después de capturar un oportunísimo rebote ofensivo a falta de 29.8 segundos. Seis después, Pat Connaughton se marcó un 'airball' desde el arco que anunció derrota. De ahí al final, solo tiros libres. Cuatro de cuatro registró Young y 2 de 2 un Anteto insualmente atinado (6 de 8) desde 4.60 metros.


Tan atinado como errático estuvo su socio favorito, Khris Middleton, desde la larga distancia: 0 de 9 en un partido donde ambos equipos se desempeñaron desde el arco cual escopetas de feria: 8 de 36 el local y 8 de 32 el visitante. Los más certeros fueron Young, que firmó 4 de 13, y Jrue Holiday, que con 5 de 12 anotó 15 de sus 33 tantos, a los que añadió 11 pases de canasta.


Así sufrieron los Bucks su primera derrota en casa en estos playoffs. Su verdugo no podía ser otro que unos Hawks que ahora presentan una espectacular marca de 6-2 como visitantes. El factor cancha podría no pasar de mera anécdota en esta serie, que hoy repetirá escenario. 

Un Young monumental le roba el factor cancha a los Bucks