Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Borja Granero, de lo más salvable

|

Defensa central de 1,89 metros de estatura, desembarcó la recientemente finalizada temporada 20-21 en el Deportivo, procedente de un Extremadura que también perdió la categoría el año anterior.


Con gran experiencia en categorías como Segunda y Segunda B, llegó para conformar un tándem de garantías junto a Mujaid Sadick.


En el primer tramo de la temporada demostró su calidad como central, siendo parte fundamental para que el equipo entonces entrenado por Fernando Vázquez resultase un auténtico muro de contención. Con el paso de las jornadas este blindaje perdió en parte su solidez.



Siempre comprometido con el equipo, Borja Granero exhibió en su primera campaña en el Deportivo un elevado grado de exigencia y fiabilidad. No en vano, disputó la práctica totalidad de los encuentros de Liga (23 de 24, con 22 titularidades). En efecto, solo se perdió un partido por lesión, el correspondiente a la tercera jornada de Liga ante Unionistas en el Reina Sofía. Fernando Vázquez quiso que sus futbolistas se amoldasen a la hierba sintética del citado recinto y el futbolista sufrió una torcedura inesperada en su rodilla en el campo de O Monte de San Tirso de Mabegondo. Debido a este percance el Depor no volvería a trabajar en superficie artificial a lo largo de la temporada 20-21. Rápido y contundente en el corte, su aportación resultó decisiva para que el Depor solo encajase un gol en las seis primeras jornadas del campeonato liguero —en el partido inaugural frente al Salamanca, en el 2-1 final—. Las lesiones de futbolistas importantes en los esquemas de Fernando Vázquez y posteriormente de Rubén de la Barrera debilitaron el engranaje defensivo del bloque coruñés, sometiendo a la defensa a muchas más contingencias que propiciaron un mayor número de tantos en contra. A pesar de todo, Granero fue de lo mejor y el equipo sobrevivió debido a su oficio atrás.

Borja Granero, de lo más salvable