Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Sabrina, una 'cebra' en el Betis B, rival del Victoria

Sabrina, defensa del Betis B, realiza un pase en el último partido de liga en el que se proclamó campeona con su equipo. | foto: Real Betis
|

El destino ha querido que Sabrina Morales Henríquez (12 de abril de 2000, Marbella), futbolista del Real Betis Féminas B, se reencuentre con su pasado en el momento más determinante de la temporada. La defensa se enfrentará el domingo 13 de junio (12.00 horas) en A Grela al Victoria CF, uno de sus exequipos, en la ida de la eliminatoria por el ascenso a Reto Iberdrola. Un largo desplazamiento de casi 1.000 kilómetros que permitirá a esta estudiante de tercer curso de Derecho y Criminología realizar un viaje todavía mayor en su memoria para recordar las cuatro temporadas en la que fue una 'cebra' más.


Eres joven pero ya has vivido en varios lugares.  

Sí. Nací en Marbella pero me crié en Girona y a los ocho años me mudé a Galicia. Un poco trotamundos. A Coruña me mudé con ocho años, con mi madre, mi padre y mi hermano. Estuve allí diez años, hasta los 18, cuando acabé el bachillerato. Nos mudamos por el trabajo de mi padre.


¿Cómo se dio la posibilidad de jugar en el Victoria?

Empecé a jugar con chicos en el alevín del Unión Campestre (Montrove) y estuve allí dos años disfrutando muchísimo del fútbol y aprendiendo porque hasta entonces solo jugaba con mi hermano, en el parque, en el colegio… En mi primer año de infantil contactaron conmigo porque el Victoria iba a hacer un equipo entero de chicas jugando en la liga provincial contra chicos. Cuando me llamaron fui a probar a unas jornadas de captación que hacían y me gustó mucho el ambiente, la metodología y decidí aceptar el reto de cambiar de aires y dejar de jugar con mis amigos para jugar con otras chicas en otra liga más competitiva. También contactaron otros equipos femeninos, pero el Victoria tenía además muy buena imagen en el fútbol formativo, por lo que decidí quedarme.


Sabrina, en el Unión Campestre


¿Cuánto tiempo estuviste en el Victoria?

Cuatro temporadas, desde el segundo año de infantil (13 años) hasta mi primer año de juvenil (17 años).


¿Qué recuerdo guardas de tu paso por el club coruñés?

Fue mi primera experiencia compitiendo con chicas y allí fue dónde me di cuenta de que había mucha gente que compartía la misma pasión que yo. Aprendí muchísimo tanto futbolísticamente como personalmente. Aprendí a competir y de cada año me quedo con cosas completamente diferentes, pero por supuesto tengo muy buen recuerdo. En líneas generales el primer año fue de competir, aprender muchísimo con mis entrenadoras, que jugaban en el primer equipo del Victoria (Susú y Tomy), y darnos cuenta de la calidad que teníamos, independientemente de que nuestro rivales fueran chicos. El segundo año fue el que más disfruté en lo personal, con el Victoria B, quedando subcampeonas de todo lo que jugamos (risas) y consiguiendo el ascenso con gente que ahora también está compitiendo a un alto nivel como Goretti (Friol), Tati y Lía, que están en el Depor, Lau, que era más pequeña pero también subía de vez en cuando…


Y llegaste al primer equipo muy joven.

Ahora lo pienso y me doy cuenta que sí, con 15 años ya estaba en el primer equipo y fue un cambio bastante brusco. Las dos temporadas que estuve fueron las que más aprendizaje me aportaron. Futbolísticamente me di cuenta de lo mucho que tenía que mejorar, sobre todo enfrentándome a gente mucho mayor, con más experiencia, más corpulencia... Y personalmente también evolucioné mucho, aprendí de los momentos más duros y sobre todo aprendí a luchar, a tener responsabilidad y no solo ir a pasar el rato. En general, aprendí a perseverar.

El Victoria es donde empecé a sentir pasión por el fútbol


¿Qué significa el Victoria para ti?

Es una pregunta difícil. Es pensar en mi adolescencia y el club siempre aparece. Fueron unos años muy bonitos en los que aprendí mucho, hice muchas amigas y al final era mi rutina durante cuatro años. Al final, donde estoy ahora es gracias también a todo los clubes por los que pasé y el Victoria, además del Montrove, lo considero donde empezó todo y donde empecé a sentir pasión por el fútbol.


¿Mantienes el contacto con alguien del club?

Con alguna excompañera sí, como Tati, Goretti y Mery. Aunque ya no siguen en el club fueron a las primeras que les dije que nos había tocado el Victoria en el sorteo. A gente que aún se mantiene en el club la sigo en las redes sociales y nos vamos enterando un poco a través de eso de nuestras vidas, pero no es un contacto estrecho. Sin embargo, a raíz de la eliminatoria ya he hablado con varias personas y con mucha ilusión de volver a encontramos.


¿Tienes ganas de reencontrarte especialmente con alguien del Victoria?

No creo que haya nadie en especial pero la gente con la que en algún momento jugué o con la que tuve una relación de amistad me hace algo más de ilusión porque al final fueron compañeras y amigas. Pero en general el partido es bonito, ya solo por enfrentarme al club.


Me hubiese gustado ver a los dos equipos en Reto Iberdrola


¿Querías que os tocara el Victoria en el sorteo?

No me lo esperaba para nada, ya que había otros seis equipos que nos podían tocar y tendría que ser mucha casualidad. Incluso un día antes del sorteo bromeaba con varias de mis compañeras de que nos íbamos a Coruña y demás. Pero como no me planteaba la posibilidad, porque era muy difícil, pues tampoco me replanteé si quería que nos tocase o no.


¿Cómo te enteraste del cruce y qué sentiste tras saberlo?

Acababa de salir de un examen y me enteré por las compañeras de mi equipo que me lo escribieron por mensaje y yo pensaba al principio que me estaban vacilando (risas). Pero luego ya vi que era verdad y lo primero que hice fue llamar a mis padres y contárselo. Por un lado, me hizo mucha ilusión y me pareció una bonita casualidad, pero por otro lado, me hubiese gustado ver a los dos equipos el año que viene en Reto Iberdrola. Ahora ya no va a poder ser.



¿Cuál fue el mejor momento que viviste en el Victoria?

Los dos momentos más felices que se me vienen a la cabeza son el partido que nos dio el ascenso a Primera Gallega con el Victoria B y un partido del Teresa Herrera que le ganamos en el derbi al Orzán en penaltis, en uno de mis primeros partidos con el primer equipo.

¿Y el peor?

El último año en el Victoria creo que fue uno de los más duros en los personal y anímicamente tuve momentos difíciles, pero me sirvieron para aprender y seguir luchando por lo que me apasionaba. Como momento deportivo concreto, puede ser cuando perdimos la final de la Copa Gallega en penaltis.


¿Has hablado ya con alguna excompañera sobre el partido? ¿Ya ha habido algún vacile o pique sano?

Sí (risas). Algo ha habido ya. Pero en general nos hemos deseado mucha suerte y estamos encantadas con volver a encontrarnos.


¿Por qué saliste del Victoria rumbo al Friol?

Mi último año en el Victoria fue una temporada muy irregular en la que aprendí muchísimo y que tuvo sus más y sus menos. Decidí arriesgarme y buscar nuevos retos y salir un poco de la zona de confort. Con el apoyo de mi familia y un par de amigas, que estaban jugando ya en el Friol, acabé decidida a probar. Y resultó ser una decisión muy acertada, ya que aunque los resultados deportivos no fueran de diez , personalmente disfruté muchísimo y tuve la oportunidad de disfrutar de mi último año en la selección gallega sub-18.

¿Por qué volviste a Andalucía y cómo surgió la oportunidad de fichar por el Betis?

La vuelta al Andalucía fue bastante improvisada. Buscando sitios en los que estudiar la carrera me decidí por Sevilla y acabé allí. Con el cambio de aires quería continuar jugando al fútbol, pero mi idea principal era estar en un equipo modesto, sin mucha responsabilidad para adaptarme bien a mi primer año universitario. Sin embargo, me surgió la oportunidad de poder probar con el Betis y estas son oportunidades que no se deben desaprovechar. Así que fui a disfrutar y al final entre suerte y trabajo llevo ya tres años.


Sabrina Betis B futbol femenino exjugadora del Victoria 2021 06 08 at 15.35.22



¿Qué tal está siendo tu experiencia en el filial bético?

Es algo increíble, la profesionalidad del club se siente desde el primer momento, en cada entrenamiento, cada partido, cada reunión… Es muy diferente a lo que yo había vivido en otros equipos, que aunque también de mucho nivel, no estaban envueltos en una estructura de un equipo de Primera. El nivel es muy alto y cada vez hay gente más joven que viene arrasando. En todos estos años que he pasado en el club, lo que siempre he buscado es seguir aprendiendo todo lo posible, competir al máximo nivel y disfrutar de cada momento, aunque por supuesto, como en todo, siempre hay momentos mejores que otros.


¿Qué tipo de partido esperas en la ida del domingo ante el Victoria?

Creo que va a ser un partido muy disputado entre dos equipos que no se conocen y buscarán conocer lo más rápido posible las virtudes del otro equipo, pero también conocer los defectos para poder atacarlos. Somos dos campeones de liga y yo creo que eso va a quedar claro en cada minuto de la eliminatoria.


Prefería jugar la vuelta en casa


¿Te gusta jugar la vuelta en casa?

Yo prefería jugar la vuelta en casa porque el partido que va a decidirlo todo lo jugamos en casa, en nuestro campo, conociendo ya el resultado del primer partido y sabiendo lo que tenemos que hacer para conseguir el ascenso.


¿Qué tipo de equipo es el Betis B? ¿Cuáles son vuestras virtudes y aspectos a mejorar?

Somos un equipo que ha progresado mucho durante toda la temporada, muy joven y competidor pero también con jugadoras de mucha calidad, que no se rinde ante las adversidades. Si jugamos como sabemos, no creo que debamos temerle a nadie. Esto se ha convertido en nuestra principal virtud esta temporada, el saber sufrir y salir de los momentos más difíciles imponiendo nuestro juego. Respecto a los aspectos a mejorar, tenemos varios, como todos los equipos, pero cada semana buscamos minimizarlos y trabajamos para mejorarlos como equipo.


¿Van a jugar con el Betis B en esta eliminatoria algunas jugadoras habituadas a competir con el primer equipo?

El trabajo que ha hecho toda la plantilla esta temporada ha sido increíble y eso se ha traducido en que todas hemos ido en algún momento a entrenar con el primer equipo, entrar en su dinámica, llegando algunas incluso a participar en alguna convocatoria y partido. Y esto demuestra el buen hacer del club con la cantera.


La temporada pasada os quedasteis a un paso del ascenso. ¿Esa experiencia os hizo más fuertes?

La temporada pasada acabó de manera inusual debido a las circunstancias de la pandemia. Se suspendieron las ligas antes de tiempo, estuvimos paradas varios meses y luego tocó volver a entrenar para competir a partido único en Las Rozas por ascender. Aunque hubiese sido muy bonito ascender, creo que la experiencia sirvió mucho al equipo para aprender de los errores, levantarse y volver a intentarlo. Y lo hemos conseguido, ya que este año tenemos una nueva oportunidad.


 ¿Qué significaría para ti el ascenso?

Sería como ponerle el broche de oro al trabajo espectacular de todo el equipo durante esta temporada sufrida y conseguir el objetivo por el que llevamos luchando desde el primer día. Creo que es algo que todo el equipo merece. Es la oportunidad para superarnos a nosotras mismas y competir en una categoría superior, que nos hará aprender en todos los aspectos.

La próxima temporada me voy a estudiar a Holanda de Erasmus


¿Dónde te ves la próxima temporada? 

La próxima temporada me voy a estudiar a Holanda de Erasmus, por lo que fuera del Betis seguro (risas). Ya estoy en búsqueda de equipo allí, ya que quiero seguir jugando, mejorando y disfrutando del fútbol esté dónde esté.


¿Qué tipo de futbolista eres?

No destaco por ser técnicamente un portento, pero creo que soy una jugadora inteligente que sabe sacar a relucir las virtudes y esconder aquello en lo que destaco menos. Si tuviera que destacar algo de mí misma sería la velocidad y el trabajo defensivo en general. Fuera de lo futbolístico propiamente dicho me considero muy luchadora y perseverante, siempre busco dar un poquito más.


¿Qué diferencia hay entre la Sabrina del Victoria y la actual?

Como es lógico, la experiencia y la madurez me ha dado muchísimo, pero lo demás considero que soy la misma con varios añitos más. Sigo siendo la misma jugadora, que se pone nerviosa antes de cada partido, que busca siempre la perfección aunque sé que es imposible y que cada vez que entrena lo hace con la ilusión del primer día.

Sabrina victoria futbol femenino victoria betis b



¿Cuál es tu sueño como futbolista?

No soy mucho de pensar en el futuro, soy más de vivir el presente. En general, las cosas que no planeo suelen ser las que mejor me salen o al menos con las que más disfruto, ya que surgen solas, sin yo presionarme ni esperar realmente nada. Lo que busco como futbolista es seguir disfrutando lo que pueda con este deporte, sin parar de mejorar, y llegar lo más alto posible siempre. Apuntando alto pero disfrutando siempre del camino.


Por último, si marcas, ¿lo celebrarás?

No soy de marcar goles, no sé que es eso de celebrar (risas). Mi posición no ayuda mucho, pero si hipotéticamente lo hiciese, creo que dependería del momento del partido y las circunstancias. No esperaría que se considerase como una falta de respeto hacia el Victoria, ya que sería un momento de alegría para mí y para mi equipo. Pero lo dicho, dependería mucho de la situación.

Sabrina, una 'cebra' en el Betis B, rival del Victoria