Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Raí, buenas ‘vibras’

Foto: Javier Alborés
|

El dorsal número ‘15’ del Deportivo estaba libre desde el inicio de curso, a la espera de alguna oportunidad para encontrar un ‘mirlo blanco’ sin equipo profesional.


Desvinculado del Real Zaragoza, el brasileño Raí Nascimento llegaba al Deportivo a coste cero a finales de enero con el objetivo de relanzar su carrera a los 22 años.


La crisis de juego y resultados de la formación coruñesa, ya con Rubén de la Barrera en el banquillo, le disparó a la titularidad, exhibiendo clase y desparpajo en la zona de tres cuartos pero carencias en la finalización. No en vano, no marcó en sus 13 encuentros como blanquiazul.



A sus 22 años Raí Nascimento fue un fichaje sorpresa del RC Deportivo en el mercado de invierno, tras una rápida desvinculación de un Zaragoza en donde apenas poseía protagonismo. Desde su llegada fue importante en los planes de Rubén de la Barrera; no en vano, fue titular nada más llegar al Depor, frente a Unionistas de Salamanca. En total, participó en trece encuentros de Liga, siendo de la partida inicial en diez de ellos. Acumuló un total de 952 minutos con la elástica blanquiazul, y aunque se quedó con la miel en los labios por no poder festejar ningún tanto, sí brindó dos asistencias importantes para sumar puntos en el tramo final de una Liga en la que el Depor tuvo que conformarse con amarrar una plaza en la Primera RFEF.

El ‘15’ perdió su condición de titular indiscutible en el playoff por la permanencia, la segunda fase de la liga, cuando ocupó un lugar en el banquillo entre las jornadas 20 y 22, ante Langreo, Numancia y Marino de Luanco.

Sin embargo, frente al Unión Popular en la jornada penúltima de Liga regresó a la formación inicial, en una cita trascendental para evitar los fantasmas del descenso a Segunda RFEF y que el Deportivo saldó con un impresionante 5-0 en Riazor.

En Los Pajaritos, en un encuentro de trámite, se despidió del curso liguero también desde la alineación inicial. 

Raí, buenas ‘vibras’