Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Marcos Caridad: “Cada vez queda menos margen de maniobra pero es posible”

El central Marcos Caridad se dispone a golpear el balón en un partido del Fisterra durante la presente temporada | aec
|

“Llevo desde los 12 años, cuando fiché por el Depor, viviendo para el fútbol pero tuve que dejarlo a mi pesar porque entraba en la Academia de Policía y no podía arriesgarme a sufrir una lesión de gravedad que pusiese en riesgo mi futuro”. Así explica Marcos Caridad el motivo por el que tuvo que abandonar el Fisterra el pasado abril. A pesar de que ya no forma parte del conjunto verde, el central mantiene la esperanza de que su exequipo consiga la permanencia en Tercera. Un objetivo complicado que tiene a seis puntos cuando solamente restan cuatro partidos.


Aunque ya no estás en el Fisterra, ¿sigues la actualidad y los resultados del equipo?

Sí, claro. Cuando llega el día de partido, si puedo, estoy pendiente de cómo van y quién está jugando. Igual que cuando estaba en el equipo y ese partido no estaba por algún motivo. Al final se echa de menos la competición.


¿Crees que el Fisterra tiene todavía margen de salvación?

Mientras la clasificación no diga lo contrario, nunca hay que bajar los brazos. Es crucial este fin de semana ganar y tener suerte de poder recortar porque cada vez queda menos margen de maniobra, pero claro que es posible.


Quedan cuatro partidos y el Fisterra está a seis puntos del Barco, que marca la permanencia. ¿Cuántos puntos crees que debe hacer el Fisterra para salvarse?

Pues cuando no dependes de ti, hay que intentar ganar lo máximo posible. Y si echas cuentas, seguramente para salvarse hará falta ganar los cuatro partidos.


¿A qué se debe la mejoría del Fisterra entre la primera y la segunda fase?

En la primera fase todo lo que pudo ir mal, fue peor. Sobre todo en relación a detalles en partidos, perder muchos puntos en los ultimos minutos... En esta segunda fase hubo momentos que sí que nos sonrió esa suerte que hace falta en muchas ocasiones. Es una pena que llegue a estas alturas porque creo que tal y como competimos la primera fase podíamos habernos salvado.


El descenso me daría mucha pena porque el club hizo todo con mucha ilusión


Esta jornada el Fisterra debe ganar al Pontellas y esperar que el As Pontes, que no se juega nada, le haga un ‘favor’ y gane al Barco. ¿Consideras que el As Pontes, tu equipo el pasado curso, puede vencer?

La realidad es que el Barco se juega la vida y juega en casa. Yo creo que va a ganar pero el As Pontes tiene varios jugadores con experiencia en Tercera. Sumado a que el equipo ahora juega para disfrutar sin presión, si las circunstancias vienen de cara, podría sorprenderles. Pero lo veo complicado, ojalá que sí.


¿Mantienes el contacto y sigues el día a día del As Pontes?

Realmente lo sigo en general como a los demás equipos. Lo único que al tener en redes sociales a varios del As Pontes, sí que veo alguna cosa más. Tengo mucho contacto con David García y mutuamente nos comentamos que tal nuestros equipos y eso. Tengo un buen recuerdo del club.


¿Has hablado con algún excompañero del As Pontes para animarles a que ganen este fin de semana al Barco?

A día de hoy no hablé con nadie de ellos. Los que conozco son gente seria que les gusta competir y ganar, que llevan muchos años jugando y no tengo dudas de que lo van a hacer lo mejor posible.


¿Qué crees que le ha pasado al As Pontes en esta segunda fase del campeonato?

Esta fase es dura. Es una fase en la que todos los equipos tienen mucha necesidad de ganar, es una barbaridad lo de descender ocho equipos. Y cuando no salen las cosas, tienes gente joven y se va complicando todo, imagino que aún es más difícil todavía.


¿Cuánto te dolería el descenso del Fisterra?

Lógicamente también me sentiría responsable porque estuve la mayor parte de la temporada. Me daría mucha pena porque el club hizo todo con mucha ilusión y muchas ganas para seguir en Tercera División y creo que se lo merecen. Se hicieron muchas cosas para lograr la permanencia pero a veces las cosas no salen como se quiere. Aun así, hay que luchar hasta el último partido.

Marcos Caridad: “Cada vez queda menos margen de maniobra pero es posible”