Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Lugo no puede pensar en lo que no sea ganar

Dos mil aficionados podrán presenciar el encuentro | laliga smartbank
|

El Lugo se ha quedado sin margen para fallar en el Anxo Carro ante un Mirandés ya sin objetivos clasificatorios tras haber asegurado la permanencia y encontrarse lejos de la promoción de ascenso. En un partido decisivo, el conjunto gallego contará con el apoyo, por primera vez en la temporada, de su afición en las gradas, aunque con un 30 por cien del aforo, en torno a 2.000 espectadores.


Después de dieciséis jornadas seguidas sin ganar, tras casi cuatro meses alejado del triunfo, hundido en la clasificación con 37 puntos en la penúltima plaza, al Lugo no le queda otra que ganar si quiere seguir teniendo opciones de salvarse.


Hay doce puntos en juego, seis ante rivales directos (Cartagena y Albacete), y los rojiblancos saben que, probablemente, tendrán que hacer un pleno de victorias o aproximarse a él, para quedarse por décima temporada consecutiva en LaLiga SmartBank.


La temporada pasada, el Mirandés fue testigo de la permanencia del Lugo en la última jornada del campeonato y ahora vuelve a cruzarse en su camino en otro partido clave para la continuidad del equipo rojiblanco en la categoría de plata.


El técnico del Lugo, Rubén Albés, confirmó una baja de última hora, la del extremo Arvin Appiah, por unas molestias de rodilla, que se suma a las de Carlos Pita y Pedro López, mientras que recupera a José Ángel Carrillo y Xavi Torres, y sigue sin poder contar con Roberto Canella e Iriome González.


La vuelta del público marcará este encuentro, pues en el estadio lucense habrá cerca de 2.000 aficionados, un 30% de la capacidad, un año y dos meses después de que se jugase el último partido con público en Lugo.

El Lugo no puede pensar en lo que no sea ganar