Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Depor Abanca, víctima de sus errores

Claudia Pina, futbolista del Sevilla y una de las mejores del partido, celebra el 1-0 ante la decepción de Cris y de Alba Merino | laliga
|

La fragilidad defensiva, los errores individuales, la falta de puntería, es decir, el acierto en las áreas, condenaron al Deportivo un día más. Un 3-0 al descanso es prácticamente de levantar en una categoría como la Primera Iberdrola y mucho más aún para un equipo que ocupa la penúltima posición en la clasificación. Al Sevilla le bastó con acertar en dos acciones a balón parado y en un contraataque al filo del intermedio para dejar los tres puntos en el Jesús Navas.


Cuando algo funciona es mejor no tocarlo y Manu Sánchez no modificó ni sistema ni once inicial respecto a la jornada anterior (Depor 3-0 Madrid CFF). Sullastres, en la portería, hizo un mal primer tiempo; Cris y Eva Dios, las carrileras, apenas tuvieron influencia en el juego; de Blanco, Iris y Villegas, las tres centrales, las más entonada fue la costarricense; Ainoa fue mejor que Alba y Gaby, sus compañeros en el centro del campo, tanto en ataque como en defensa; y por último, Athenea y Peke, la pareja de delanteras, no tuvieron el protagonismo de otras ocasiones.


El gran problema del equipo blanquiazul en la primera parte fue la defensa de las acciones a balón parado. En el 15, el Sevilla hizo el primero. Córner desde la derecha ejecutado por Nagore buscando el primer palo, desde donde peinó Pinel anticipando a una Iris que midió horrible el salto. El balón le cayó en el área pequeña a Claudia Pina, totalmente sola, que marcó (1-0) de volea a placer. Villegas, que estaba a un metro, se quedó anclada sobre la línea de gol sin tratar de evitar el remate. Cinco minutos después, el 2-0. De nuevo, ejecución de Nagore desde la esquina derecha del ataque del Sevilla, pelota al corazón del área pequeña, despeje entre Blanco e Iris enviando el esférico hacia la frontal. Pinel, que se encontraba en el primer palo, reculó, atacó el balón y, con la zurda, lo mandó (2-0) a la escuadra.


En el primer tiempo hubo dos acciones polémicas que pudieron darle dos opciones de penalti al Depor Abanca. La primera, en el minuto 2, en una carga con patada atacando la bola de Maite a Athenea en el costado izquierdo del ataque blanquiazul. La segunda, mucho más clara (y clamorosa), fue una mano de Echevarri dentro del área en pugna con Peke en el minuto 39. La árbitra no entendió infracción en ninguna de las dos.


El encuentro quedó prácticamente sentenciado en el minuto 41. Fue en un contraataque del Sevilla por la zona derecha. Claudia Pina abrió a la derecha para Payne, la futbolista más potente del equipo hispalense. Iris se orientó fatal dando la espalda a la estadounidense, que se metió en el área y, con poco ángulo, aprovechó otro error de una deportivista: Sullastres, que minutos la había liado en una falta lateral que salvó Ainoa, permitió que Payne marcase por el primer palo, la zona que debía tapar la catalana. 3-0 y descanso.

En el segundo tiempo, con viento a favor y sin nada que perder, el Depor se lanzó al ataque y fue mucho más agresivo que en el primer período. Nada más empezar, Ainoa, que ya lo había intentando desde fuera del área en la primera mitad, soltó, después de que Cris la habilitase entre líneas con un buen pase interior, un latigazo violento ante el que nada pudo hacer la portera del Sevilla. La propia Ainoa volvió a ser protagonista en una acción a balón parado en la que pidió penalti de Echevarri y, en el rechace, Alba remató flojo con la zurda yéndose fuera por poco.


Cambios de sistema

Con su primer cambio –Helena Torres por Eva Dios–, Manu Sánchez pasó de 1-5-3-2 a 1-4-3-3 con Villegas en el lateral izquierdo, Peke en derecha, Athenea en izquierda y Helena en punta. La murciana, que contó con muy pocas oportunidades esta temporada, dejó muestras de la calidad de su pie izquierdo con dos grandes centros que no encontraron rematadora. El tiempo pasaba, el Depor no recortaba distancias y, en el 81, Manu hizo la última modificación: 1-3-5-2 con las centrales del principio, con el mismo centro del campo, con Michelle Romero y Athenea de extremos y Peke y Helena de delanteras.


Ni con cuatro delanteras llegó a tener claridad ofensiva el Deportivo, que disfrutó de su mejor ocasión en una acción aislada: un zapatazo de Blanco desde 30 metros tenso buscando la cepa del palo de Noelia Ramos. La mejor del último cuarto de hora fue Sullastres, que evitó el cuarto del Sevilla en un par de ocasiones. El Depor, víctima de sus errores, tiene menos margen de error tras perder en Sevilla. 

El Depor Abanca, víctima de sus errores