Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Celta apura sus opciones continentales con un triunfo

Los jugadores del Celta, el guardameta Iván Villar (d) y el mexicano Nestor Araujo, observan el balón tras el remate del delantero del Villarreal, Fernando Niño | efe
|

El Celta de Vigo goleó al Villarreal en La Cerámica (2-4) en un buen duelo, especialmente en una primera parte que sin embargo también tuvo un polémico final, con un gol de penalti previa consulta de VAR que suponía el 1-3 y que derivó en expulsiones de jugadores locales en el banquillo por protestar.


Santi Mina logró inaugurar el marcador a los 19 minutos con un remate de cabeza a centro de Aarón que picó abajo sin que pudiera detener Asenjo, aunque la reacción del Villarreal no se hizo espera y una gran jugada de Rubén Peña se resolvió con un remate de cabeza de Moi Gómez que puso la igualada en el marcador.


El partido entró en una fase de gran nivel con un alto ritmo de juego, ocasiones en ambas porterías y que volvió a desnivelarse de nuevo a los 34 minutos gracias a un gol de Santi Mina de penalti que fue muy protestado por los locales.


En los últimos compases el partido se descontroló con varias acciones polémicas. Minutos más tarde de rectificar una tarjeta roja directa por una amarilla a Araujo a instancias del VAR y tras señalar en el descuento un nuevo penalti a favor del Celta que transformó Brais Méndez, los locales Mario Gaspar y Gero Rulli fueron expulsados mientras que Albiol recibió amarilla.

Fuerza local

Tras el conflictivo final de la primera parte, el Villarreal arrancó el segundo tiempo con fuerza. Se hizo con el mando del partido y el Celta jugó a la contra


De hecho llegó el cuarto tanto gallego, tras rematar el argentino Solari un servicio de Aarón con el que batía por abajo a Asenjo.. Un gol de penalti marcado por Gerard Moreno en el minuto 87 y la siguiente expulsión del visitante Ferreyra espolearon a los locales pero ya sin repercutir en el marcador. 

El Celta apura sus opciones continentales con un triunfo