Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Liceo, a ganar y esperar milagros

En la primera vuelta el Caldes arañó un empate (3-3) en Riazor y puso fin al mejor arranque liguero de la historia del Liceo: 12-0 | pedro puig
|

El Deportivo Liceo está obligado a ganar esta tarde en Caldes de Montbuí si quiere 1) retrasar el alirón del Barcelona 2) manetener la esperanza de un tropiezo del equipo azulgrana –hoy juega en Palau contra el ya descendido CP Vic–, del que le separan cuatro puntos con nueve por jugar.


Y lo intentará de nuevo con toda la plantilla, una vez que Roby di Benedetto y Jordi Adroher han cumplido el partido de sanción derivado de la polémica derrota (5-4) en Vendrell que dejó al grupo de Juan Copa con escasas opciones de aspirar al título.


El Caldes, primer equipo que puntuó en Riazor (3-3 en la jornada 13, dejando en 12-0 el mejor arranque liguero de la historia del club coruñés), está ubicado en la cuarta plaza, a 16 puntos de su rival de hoy, aunque con dos partidos menos disputados.


Y es que el conjunto catalán lleva casi mes y medio sin saltar a la pista a causa de diferentes problemas derivados de la pandemia. Su último partido lo disputó el 28 de marzo, en la cancha del Voltregá, donde se impuso por un claro 2-7.


La plantilla que entrena Eduard Candamio cuenta con cinco jugadores que ya han rebasado la decena de goles anotado: el exliceísta –ausente por lesión en el duelo de la primera vuelta– Sergi Miras (16 tantos), Ferrán Rosa (18), Álvaro Giménez (16), Cristian Rodríguez (15), Xavier Rovira (11) y Lluis Ricart (11).


Además de los dos motivos citados en el párrafo inicial, el Liceo tiene un objetivo menor: superar al final del campeonato los 76 puntos, que supone la marca más alta de su historia. Para ello necesita al menos dos victorias y un empate.


Por delante quedan el duelo de hoy, recibir al peligroso Reus Deportivo y acabar en la pista del Lleida, donde cantó, en la campaña 2012/2013, su último título liguero. 

El Liceo, a ganar y esperar milagros