Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Menuda despedida

|

Después de haber sufrido una intensa campaña que hemos vivido cuantos seguimos los deportes —blanquiazules especialmente— pocos o ninguno esperábamos el brillante resultado final que nos brindó el deportivismo, destacando por todo lo alto la confrontación con el Langreo asturiano, que sufrió una derrota que pocos o ninguno esperaba. Al menos, por mi parte, no podía imaginar el aplastante cierre deportivista con ese rotundo 5-0 que el Deportivo infringió a los asturianos del Langreo que acudieron al Abanca-Riazor, después de un primer tiempo un tanto difícil para los blanquiazules coruñeses. Menos mal que en la segunda parte salieron a darlo todo y así cayó un contunde 5-0, que Miku abrió en la primera parte, para posteriormente rematar una entrega que nadie esperaba.


Los blanquiazules coruñeses pasaron sus buenos apuros en sus salidas, oficiales por supuesto, a tierras asturianas, donde tuvieron que verse las caras con equipos muy inferiores desde siempre, pero que se crecían en su feudo, y no precisamente ante el Sporting Gijón y el Oviedo. Para los clubes asturianos de media planta vérselas con cualquiera de los dos grandes del fútbol asturiano suponía una lucha muy difícil, idéntica calidad que había que afrontar cuando llegaba el Deportivo, de ahí que haya sorprendido el rotundo 5-0 que le infringió al Langreo en su última visita.


No cabe duda que el Deportivo optó por salir a por todo para cerrar la apurada temporada que tuvo encima, máxime desde que se hizo cargo del equipo blanquiazul De la Barrera, que la pasada jornada, frente al Langreo, después de controlarlo a fondo en la primera parte, en la segunda sacó a relucir todas sus fuerzas y de ahí llegó la goleada del 5-0 que vivimos. Fue, sin duda alguna, la mejor despedida de los blanquiazules coruñeses y, por supuesto, a preparar la próxima temporada que va a traer de todo para todos.

Menuda despedida