Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Llorente, la gran esperanza rojiblanca en el Camp Nou

Ha tenido un papel principal en los últimos tres triunfos | efe
|

Marcos Llorente nunca ha perdido en el Camp Nou, ni con el Real Madrid ni con el Alavés ni con el Atlético de Madrid, que se presenta en el partido decisivo del sábado liderado por el efecto del centrocampista, el jugador más determinante hoy por hoy del equipo rojiblanco, clave en 18 de los últimos 26 puntos sumados para resistir en el liderato.


En cada uno de los últimos tres triunfos, él ha asumido un papel principal. Suyo fue el gol del pasado sábado en la victoria por 0-1 contra el Elche en el estadio Martínez Valero, él participó en las dos acciones de los tantos del 2-0 al Huesca y él aportó dos de las cinco dianas con las que el Atlético goleó al Eibar por 5-0.

También fue crucial, antes, en el triunfo por 2-1 contra el Athletic, porque él empató el encuentro de cabeza al borde del descanso para construir la remontada en el Wanda; en el 1-1 al Real Madrid, con la jugada y el pase de gol a Luis Suárez; en el 1-1 con el Levante, como autor del tanto; en el 1-2 al Granada, porque marcó el 1-1 y participó en el 1-2; y en el 2-2 frente al Celta, como pasador en uno de los goles de Luis Suárez. En ese tramo, sólo ganó dos partidos sin algún tanto o asistencia suya: el 1-0 al Alavés y el 0-2 al Villarreal.


Desde el ecuador de Liga, desde los impresionantes 50 puntos de las primeras 19 citas (con seis goles y cinco asistencias suyas en ese periodo) hacia adelante, justo cuando ha surgido el momento más comprometido del Atlético en la cima, él se ha opuesto más que nadie al bajón de su equipo con hechos, con goles y con asistencias.


Nadie ha sumado más dianas que él esta última etapa de quince jornadas. Ni siquiera Luis Suárez (5). Ni tampoco Ángel Correa (4) ni Yannick Carrasco (3) ni Stefan Savic (2) ni Joao Félix (1), que completan los 21 tantos en ese periodo de un conjunto rojiblanco mucho menos concluyente y menos rotundo que antes. 

Llorente, la gran esperanza rojiblanca en el Camp Nou