Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Lugo, abocado a otro milagro para salvarse

|

La victoria que se le escapó en el minuto 97 ante el Zaragoza (2-2) y los resultados de la jornada, abocan al Lugo a la necesidad de otro milagro para salvarse y estar por décima temporada seguida en LaLiga SmartBank.


A falta de quince puntos por jugar, el Lugo está a cuatro de las posiciones de permanencia, en las que se encuentran con 41 unidades el Alcorcón, Logroñés y Castellón.


De los cinco rivales que le quedan a los rojiblancos, dos están en posiciones de descenso: Cartagena, que le saca dos puntos, y Albacete, colista con cuatro menos que los lucenses.


A efectos del golaveraje particular o triples empates a puntos, el Lugo perdió los dos partidos que jugó con el Alcorcón esta temporada, sumó cuatro puntos ante el Logroñés y también frente al Castellón y empató uno de los dos encuentros con el Sabadell, que ahora le saca tres puntos.


Además de los dos partidos con rivales que se juegan la permanencia, los lucenses acudirán a Gijón el próximo lunes para citarse con el Sporting, recibirán en la siguiente jornada al Mirandés, ante el que sellaron la permanencia en la última jornada del curso pasado, y despedirán la temporada con el Rayo Vallecano a domicilio.


En la primera vuelta, ante esos mismos cinco equipos, el Lugo sacó ocho puntos en esas citas: empató con el Sporting (0-0) y con el Mirandés (0-0), ganó al Albacete (1-0). Perdió en Cartagena (2-1) y se impuso al Rayo (1-0).


La temporada pasada estaba en una situación similar. Era antepenúltimo a tres puntos del Albacete y el Oviedo y a cuatro del Deportivo.


Con Juanfran García al frente del banquillo (se había hecho cargo de la plantilla cuando quedaban seis jornadas), el Lugo sumó en los cinco últimos encuentros del campeonato once puntos y logró la permanencia.


Esa temporada acabaron descendiendo los dos que tenía por debajo el Lugo en la jornada 37 (Extremadura y Racing de Santander), así como el Numancia, con el que estaba empatado a puntos, y el Deportivo.


Si es capaz de repetir un final de temporada como el pasado, los rojiblancos acabarían la temporada con 48 puntos y, dada la igualdad que hay en la parte baja y los enfrentamientos directos, probablemente conseguiría la permanencia.


Para ello, debe romper la serie negativa en que se encuentra inmerso. La semana pasada puso fin a una racha de seis derrotas y ahora está obligado a cortar la de quince encuentros seguidos sin ganar.

El Lugo, abocado a otro milagro para salvarse