Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El momento más feliz del Bergan en más de 30 años

El manteo al mister no faltó en la celebración/raúl lópez
|

Algunos dirán que era cuestión de tiempo, otros que el ascenso de esta temporada estaba más barato que nunca, pero lo cierto es que el Bergantiños ha hecho los deberes y, a falta de una jornada para que termine la liguilla de la fase de ascenso, el club carballés ha certificado su presencia la próxima campaña en la Segunda RFEF. El equipo de José Luis Lemos lo ha hecho posible gracias a la victoria del pasado domingo en As Eiroas ante el Arosa (2-1). Ese resultado ha provocado que el Bergan viva su momento más feliz en más de 30 años.


Desde su última presencia en Segunda División B han pasado 32 años: 22 de ellos en Tercera División y 10 en Preferente Autonómica. El proyecto del Bergantiños en los últimos años ha sido más serio y estable que en los anteriores. Primero fue Miguel Figueira el entrenador que metió al conjunto carballés en tres fases de ascenso consecutivas y, después de una mala temporada en la que el equipo estuvo muy lejos de cumplir con las expectativas, el Bergan ha hecho realidad un sueño.


Con José Luis Lemos al frente del cuerpo técnico –terminó la pasada campaña después de Miguel Figueira y Borja Facal– el Bergantiños encaró con ilusión y con una renovación interesante –Brais Pereiro, Abel, Concheiro, Uzal, Carlos López y Tarí como principales caras nuevas– el nuevo formato de la Tercera División, dividida por primera vez en dos grupos (norte y sur) y con la opción de que los tres primeros de cada subgrupo en la primera fase pudieran disputar la fase de ascenso en modalidad de liguilla en el tramo final de la temporada. El Bergan no solo se metió en las tres primeras posiciones sino que fue campeón del grupo norte por delante de rivales como Polvorín, Somozas, Villalbés o Fabril.


En la segunda fase, cruzándose con los mejores equipos de la zona sur (Arenteiro, Arosa y Alondras), el Bergantiños también ha dado la talla, sobre todo en los partidos disputados en casa, donde no se escapó ni un solo punto en los tres partidos que tenía que jugar en As Eiroas: 3-2 al Alondras y 2-1 al Arenteiro y al Arosa. Cierto es que como visitante, a falta de que dispute el choque por el título del próximo domingo ante el Arenteiro, el cuadro carballés no ha sumado ningún punto: 3-1 en A Lomba frente al Arosa y 2-1 contra el Alondras en O Morrazo.


Como era de esperar y como sucede en la mayoría de deportes, por ejemplo el tenis, es muy difícil cerrar los partidos y, en este caso, el ascenso. Lo pudo conseguir el Bergantiños en la primera jornada de la segunda fase, precisamente, ante el Alondras en O Morrazo. El equipo de Lemos necesitaba ganar para dejarlo hecho antes del encuentro ante el Arosa en casa, pero no fue capaz de sumar ningún punto. Y llegó la penúltima jornada, en la que el Arosa visitaba As Eiroas después de conseguir tres victorias consecutivas y con la intención de conseguir un triunfo que dejase al cuadro arlequinado a solo un punto del Bergan y a falta de disputar la última jornada: Arenteiro-Bergantiños y Arosa-Somozas.


No fue capaz el Arosa de darle emoción a la fase de ascenso, aunque sí al partido del pasado domingo, que empezó muy bien para el equipo de Lemos. Córner ejecutado a la perfección por Yelco y cabezazo impresionante en el segundo palo de Agulló. No duró demasiado la alegría: Kilian empató el partido diez minutos después. El 1-1 era un resultado más que peligroso para el Bergan, que si no era capaz de marcar sufriría hasta el final. Y apareció Uzal en una jugada sublime. Y la expulsión de Pedro García. Y la calma tensa. Y el ascenso. 

El momento más feliz del Bergan en más de 30 años