Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Todos los socios que pidieron entrada podrán comprarla

Ante el Numancia Riazor tuvo un aforo de mil aficionados | quintana
|

La autorización de la Xunta de Galicia para ampliar el aforo del Estadio de Riazor de 1.000 a 5.000 espectadores, permitirá dar cabida en esas instalaciones de más de 32.000 localidades a los socios del Deportivo que solicitaron una entrada para el último partido de la temporada como local, el domingo ante el Langreo.


El club agradece al Gobierno autonómico, en un comunicado, “haber valorado favorablemente el protocolo” que le presentó y en el que puso de “manifiesto la independencia que existe entre gradas”.


Los 1.000 espectadores autorizados para los últimos encuentros accedían exclusivamente a la grada de Tribuna y ahora se habilitarán el resto de gradas de forma independiente y con las mismas “condiciones de distancia entre aficionados, número de puntos de acceso, número máximo de personas por punto de acceso” así como “medidas de control e higiénicas”.


El Deportivo deberá “velar por el cumplimiento de estrictas medidas de distanciamiento en todos los procesos de acceso, circulación por el estadio, permanencia en las localidades y salida”. Por eso solicita el club a sus abonados “la máxima atención a todas las normas de higiene y distanciamiento social exigidas para controlar la propagación de la covid-19”.


El Deportivo también pide que “no se produzcan aglomeraciones de personas ni antes ni después del partido”. “La precaución sanitaria y social debe mantenerse antes y después del partido”.


Una vez cerrado el plazo de pre-reserva se asignarán las entradas en correspondencia con la grada de la que son abonados y, en el caso de que se complete la grada que corresponde con su abono, se les asignará una grada de igual o superior categoría. Los precios serán de cuatro euros en los fondos y de seis en las gradas laterales. El Deportivo explica que, “excepto en el primer partido, esta temporada la demanda nunca había alcanzado las dos mil solicitudes expresas de asistencia”.


Por eso, con la esperanza de que se ampliara el aforo, abrió la posibilidad de que cualquier socio y no solo los protectores pudiera acceder a las entradas ante el Langreo.  

Todos los socios que pidieron entrada podrán comprarla