Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

La solvencia a domicilio, una asignatura pendiente

Miku marcó un triplete ante el Celta B en Barreiro | rcd
|

El Deportivo ha ido confirmando su buen hacer en el Abanca Riazor, donde lleva cinco victorias seguidas (Guijuelo, Pontevedra, Zamora, Marino y Numancia), pero su asignatura pendiente siguen siendo los partidos a domicilio.


Cuando ha actuado como visitante, el cuadro blanquiazul solo ha sumado dos triunfos, uno con cada técnico: ante Unionistas, con Fernando Vázquez y contra el Celta B, de la mano de Rubén de la Barrera.


Sumar de tres este fin de semana en el Municipal de Miramar ante el Marino de Luanco es fundamental para dejar prácticamente encarrilada la plaza en la Primera RFEF.


Posibilidades

Pero es que incluso, si ganase y se dieran una serie de resultados, el Deportivo podría asegurarse la presencia en la nueva categoría. Para ello, el cuadro blanquiazul tiene que imponerse al Marino, actual ‘farolillo rojo’, con 23 puntos.


El equipo de Manel Menéndez ha perdido en esta fase en la primera jornada ante los coruñeses, firmó tablas en Miramar ante la SD Compostela y salió derrotado en A Malata en la pasada jornada (2-0) ante el Racing de Ferrol. Las cuentas del Deportivo pasan por lo siguiente: que gane al Marino a domicilio y que el Langreo empate ante el cuadro verdiblanco o imponerse en el Miramar y sendas derrotas de Langreo y Numancia, que se enfrentará en Los Pajaritos a la SD Compostela.


Además, ganar este partido y su siguiente compromiso ante el Langreo en el Abanca Riazor, le permitiría con seis puntos no depender de otros resultados y que la última jornada, contra el cuadro soriano a domicilio, fuese más plácida.


Todo ello pasa necesariamente porque el equipo herculino se muestre solvente lejos de su feudo, donde ha tenido muchos tropiezos, que han lastrado sus opciones de estar actualmente compitiendo por cotas más altas.


Con Vázquez perdió ante Zamora y cosechó tablas con Compostela, Guijuelo y Pontevedra, y con De la Barrera claudicó ante Coruxo, Racing y Langreo y firmó un empate ante el Salamanca UDS. 

La solvencia a domicilio, una asignatura pendiente