Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

El Barça machaca al Athletic

Los jugadores del FC Barcelona celebran el cuarto gol del equipo que sentenciaba la final | efe
|

La noche sevillana ensalzó al campeón copero de esta extraña temporada de la competición del KO con dos finales ‘seguidas’, la de este curso y la del pasado. El FC Barcelona, merced a una gran segunda parte, se alzó con el primer título de la era Koeamn con todo merecimiento.


El técnico neerlandés se mantuvo para este envite ‘definitivo’ en su sistema de 3-5-2, el que más ha utilizado en las últimas jornadas, con Piqué de nuevo en el eje de la zaga, después de que se lesionara a comienzos de marzo en la vuelta de la semifinal copera contra el Sevilla, en detrimento del uruguayo Ronald Araújo.

En el Athletic, su entrenador Marcelino García Toral despejó las dudas de la disponibilidad física de su capitán, Iker Muniain, quien finalmente se alineaba de titular arriba junto a Raúl García y Williams, mientras que le daba la titularidad en el medio campo a Unai López y Dani García.


Preocupación por la situación sanitaria

Tranquilidad en Bilbao que contrastó ampliamente con lo sucedido en la final con la Real Sociedad

La jornada de la final de la Copa transcurrió en Bilbao con una normalidad que contrastó ampliamente con lo que sucedió hace dos semanas en las horas previas a que el Athletic disputara la de la Copa de 2020 contra la Real Sociedad.

Aquel sábado 3 de abril, en pleno puente de Semana Santa y con buen tiempo, se vieron aglomeraciones de personas que no respetaban las medidas sanitarias contra la pandemia y que derivaron por la tarde en un violento enfrentamiento con la Ertzaintza. Por aquellos incidentes han sido imputadas diez personas.

En cambio, ayer primó la tranquilidad entre los seguidores del Athletic, que tiñieron la ciudad y las terrazas de los colores rojiblancos, eso sí, con un despliegue policial mucho mayor que el organizado hace quince días y el cierre perimetral de Bilbao por haber superado los 400 positivos por Covid por cada 100.000 habitantes. También fueron ‘razones’ para este cambio.


Los ‘reyes de copas’ iniciaron la pugna por un nuevo título con los onces esperados. Y salió más mandón y más real el Barcelona, que se fue al área rival con una jugada de muchos pases tan pronto como se inició la contienda.


El equipo catalán, con los colores de su bandera autonómica en la camiseta, fue el claro dominador en la primera parte pero le faltó precisión para culminar sus jugadas en gol ante el Athletic, que trabajó mucho en defensa pero tuvo poca actividad en el ataque.


Ya a los cuatro minutos, tan pronto como el Barça recuperó la pelota tras la primera jugada, el neerlandés Frenkie De Jong se encontró con la cepa de un poste en un remate tras un pase del argentino Leo Messi, quien tuvo la primera de las suyas a los diez minutos, con asistencia de francés Antoine Griezmann. El Athletic tuvo una oportunidad en la primera mitad, a los doce minutos y a balón parado, pero Iñigo Martínez no conectó bien un balón ante el meta alemán Ter Stegen, aunque en la fase final de este período, al menos, logró que el Barça no le atacara.


La segunda parte, con un gran De Jong, cambió por completo. A la hora de partido Griezmann acertó a materializar una de las varias ocasiones. Fue la primera, ‘se abrió la lata’, que se suele decir, y cayó la goleada. De Jong ponía el 0-2 y Marcelona daba la vuelta a medio equipo con cuatro cambios a la vez, pero no le sirvió más que para ver cómo Lionel Messi propinaba dos nuevos zarpazos, 68’ y 73’, de partido para sentenciar el título y dejar al Athletic con una Supercopa, que no es cosa baladí, pero eso sí, dos finales perdidas en quince días. Si era histórico y meritorio jugarlas no menos histórico es haber perdido las dos. 

El Barça machaca al Athletic