Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Un día para despegar

Raí y Miku, que apuntan a titulares esta tarde en Ganzábal, celebran el 1-0 del venezolano ante el Marino de Luanco | patricia g. fraga
|

En la mejor racha de la temporada 20-21, después de cuatro encuentros consecutivos con victoria, el RC Deportivo de La Coruña llega a la segunda jornada de la fase intermedia de la Segunda B, en la que tendrá que rendir visita al Langreo en el estadio de Ganzábal.


En la primera posición y con cuatro puntos de renta sobre la tercera plaza —la primera que no otorgaría un billete para la Primera RFEF—, los herculinos tienen en su mano la posibilidad de encauzar la consecución de un premio menor a una temporada muy irregular.


Más si cabe, teniendo en cuenta que solo restan cinco encuentros para la conclusión del campeonato (15 puntos) y que hoy al mediodía se medirán segundo y tercero de su grupo, Numancia-Racing de Ferrol.


Así pues, un nuevo triunfo dispararía a la escuadra dirigida por Rubén de la Barrera, que esta tarde deberá acorazarse ante un adversario sólido en su casa —solo ha perdido un encuentro este curso— y frente a un césped de hierba sintética que para nada beneficia al conjunto a priori de mayor calidad, el herculino.


El preparador blanquiazul ha insistido esta semana en que ha preparado mentalmente a su colectivo para evitar que este cayese en un exceso de relajación que se antoja peligroso ante un rival correoso.


El técnico de Elviña, así mismo, aguarda mejorar la imagen del último envite frente al Marino de Luanco de la semana pasada en Riazor, que concluyó al menos con victoria coruñesa después de una actuación bastante pobre.


El Depor arrastra dos bajas, la consabida de larga duración del central Derik Osede, así como la del atacante Borja Galán, lesionado el pasado jueves en el entrenamiento a puerta cerrada de Riazor.


Siguiendo la máxima futbolera de “lo que funciona, no se cambia”, el ‘staff’ técnico de De la Barrera tiene previsto efectuar muy pocos cambios respecto a la formación del pasado domingo.


El regreso del sancionado Uche en detrimento de Lara podría ser la única novedad, si bien ambos laterales presentan dudas respecto a la identidad de sus inquilinos.


Así, siempre con Lucho García bajo palos —recibió una diana en sus últimas cinco apariciones—, el eje de la defensa quedaría integrado por Mujaid y Borja Granero; en la banda derecha Bóveda parte como favorito, aunque unas leves molestias físicas del de Durango le podrían abrir la puerta al once a Jorge Valín. En el carril del ‘3’ Salva Ruiz parte como favorito, si bien Héctor ya se encuentra en condiciones de ser de la partida inicial.


En la sala de máquinas Álex Bergantiños volverá a hacer alarde de profesionalidad, secundado por un joven ‘todoterreno’ como Diego Villares a la derecha y por Uche Agbo unos metros a la izquierda.

Como futbolistas más ofensivos, Keko, Raí y Miku serán los encargados de generar e intentar materializar las ocasiones generadas por el equipo.


Enfrente, el Depor se topará con un Langreo con las bajas de Xurde y Víctor, que solo ha perdido una vez este campeonato en Liga.


Un modesto sin la obligación de meterse entre los dos primeros, el partido será una auténtica fiesta en el pueblo y mucho más para los 300 seguidores autorizados para presenciarlo en directo. 

Un día para despegar