Menú
El Ideal Gallego Diario de Ferrol Diario de Arousa
YouTube Twitter Newsletter Instagram Facebook

Izagirre se impone a Bilbao y McNulty es el nuevo líder

El guipuzcoano de Astana (d) se impuso sobre la línea al vizcaíno de Bahrain | Javier Etxezarreta/efe
|

Ion Izagirre (Astana) se impuso al esprint a Pello Bilbao (Bahrain) en la cuarta etapa de la Itzulia Basque Country, de 189,1 kilómetros, entre Vitoria y Hondarribia, tras la cual el estadounidense Brandon McNulty (UAE Emirates) es el nuevo maillot amarillo de la carrera.


Izagirre fue el más rápido de los seis ciclistas que llegaron a la meta escapados tras juntarse en la bajada del último puerto de la jornada, el alto de Erlaitz (1ª), a 20 km de meta, y en el que el segundo fue Bilbao y tercero McNulty, lugarteniente del esloveno Tadej Pogacar y nuevo líder.


Lo que provoca una situación táctica a favor del UAE de Joxean Fernández ‘Matxín’, que le arrebató el liderato a Primoz Roglic y toma ventaja, a falta dos etapas, sobre el Jumbo-Visma. Su gran rival.


A rueda del trío cabecero llegaron el danés Jonas Vingegaard, la segunda baza del Jumbo, el alemán Emanuel Buchmann (Bora) y el colombiano Esteban Cháves (BikeExchange), que cedió dos segundos en meta tras un último ataque que casi le da la victoria.


En la general, McNulty es líder con 23 segundos de ventaja sobre Roglic, 28 sobre Vingegaard, 36 sobre Pello Bilbao y 43 sobre su líder Pogacar. Alejandro Valverde (Movistar), décimo en la etapa, es octavo a 1:13 y Mikel Landa (Bahrain), décimo a 1:23.


El esprint en la meta guipuzcoana de Hondarribia fue una especie de reedición de la reciente final de Copa del Rey entre el Athletic y la Real Sociedad, con, también esta vez, victoria mínima guipuzcoana y deportividad en la derrota del vizcaíno, que al principio pareció el ganador.


El desenlace de la carrera fue más que inesperado porque la fuga no se produjo en la subida al muro de Erlaitz (3,8 km al 10,6 %), sino en la bajada y en los 20 km hacia meta Roglic, líder con buena ventaja y gran favorito al triunfo final, pareció desentenderse del control de la carrera.


La etapa de mañana, quinta y penúltima de la Itzulia, es la que tiene menos expectativas de incidencia en la general. Un total de 160km entre Hondarribia y Ondarroa con apenas tres subidas de 3ª categoría y lejos de meta: Mendexa (km.91), un muro de 1.800 metros con rampas de hasta el 17 por ciento), Gontzagaraigana (km.115) y Urkaregi (km.131).

Izagirre se impone a Bilbao y McNulty es el nuevo líder